orden Stop Loss

Orden Stop Loss: qué es, definición y ejemplos




La orden Stop Loss es uno de los tipos de órdenes de bolsa más habituales.

En este pequeño artículos vamos a ver qué es una Orden Stop Loss y algunos ejemplos para terminar de entenderlo mejor.

orden Stop Loss

Conceptos básicos previos

Antes de todo, veamos una serie de conceptos básicos que utilizaremos en el artículo y que es necesario conocer:

  • Lanzar una orden: introducirla y mandarla al mercado.
  • Cualquier tipo de orden se puede lanzar fuera de sesión o una vez iniciada.
  • Sesión bursátil: periodo de tiempo en el que se negocian la compra/venta de valores en bolsa. En España, es cada día de Lunes a Viernes de 9:00 a 17:30. 
  • Las órdenes, si no se han ejecutado, por defecto se cancelan al final de la sesión. Sin embargo se puede especificar la duración de las mismas a la hora de lanzarlas.
  • Si tú compras una acción es porque otra persona la ha vendido.
  • Si tú vendes una acción es porque otra persona la ha comprado.
  • Título = acción.
  • Las órdenes de compra y venta se pueden ejecutar en uno o varios tramos. Por tramo entendemos una compra o venta de un número determinado de títulos a un precio determinado.
  • Los brokers suelen cobrar las comisiones de compra/venta por cada uno de los tramos. Es decir, si una orden se te ejecuta en 3 tramos, pagarás 3 comisiones, una por cada tramo. Hay brokers, como ING o Self Bank, en los que si la orden se ejecuta en varios tramos pero al mismo precio, solo te cobran una comisión. Sin embargo, el canon de la bolsa lo pagarás sí o sí.
  • Para evitar que se te ejecute en varios tramos, algunos brokers dan la opción Todo o Nada. En este caso solo se ejecutará si hay contrapartida completa para ella. Es decir, si quieres comprar 100 títulos, solo se ejecutará si alguien vende 100 títulos o más.
  • Libro de órdenes: registro que contiene todas las órdenes de compra/venta pendientes para un determinado valor.

Después de estos conceptos básicos, pasamos a ver cuáles son las características de este tipo de orden.



Orden Stop Loss

En este tipo de orden es especificamos el precio al que queremos vender una acción.

Esta pensada para evitar pérdidas mayores en una operación bursátil. Es muy similar a una orden limitada de venta pero con una diferencia muy notable. Y es que la orden Stop Loss nunca saltará si la acción no llega a nuestro precio marcado. Mientras que en la limitada especificamos el precio MÍNIMO al que queremos vender (pudiéndose ejecutar a un precio más alto), en la orden Stop Loss especificamos que vendemos solo y solo si llega al precio elegido.

Ejemplo de orden Stop Loss

Imaginemos que compramos acciones de Disney a 120$ y ponemos una orden Stop Loss a 110$.

Mientras la acción de Disney no caiga a 110$, la orden no saltará y nosotros no venderemos. Si hubiéramos puesto una orden de venta limitada a 110$, se nos ejecutaría directamente porque Disney cotiza a un precio (120$) mayor (más favorable para nosotros) al mínimo al que estamos dispuestos a vender (110$). Por eso conviene entender bien la diferencia entre estas dos órdenes.

Muchos inversores van cambiando sus órdenes de Stop Loss para ir minimizando pérdidas. Siguiendo con nuestro ejemplo, si Disney subiera a 130$, por ejemplo, podríamos cambiar nuestra orden Stop Loss a 120$ y de este modo, si Disney cae, venderíamos a 120$ y no perderíamos nada con esta operación.

Una orden Stop Loss también se puede poner de venta. Por ejemplo, si hemos comprado Disney a 120$, decidimos poner una orden Stop Loss a 130$, así que, cuando Disney llegue a 130$ nosotros venderemos habiéndonos asegurado una ganancia de 10$ por acción. Sin embargo este caso no es muy habitual, ya que los inversores tienden a limitar las pérdidas, pero nunca las ganancias. 

A tener en cuenta

Dependiendo del tipo de estrategia que estemos siguiendo, cuando trabajamos con una orden Stop Loss, tenemos que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Una orden Stop Loss no se puede modificar. Tendremos que cancelarla y lanzar una nueva.
  • No correr detrás del precio. Si nos marcamos un precio de venta, debemos tratar de mantenerlo y no cambiarlo a medida que la acción se va acercando a ese precio. Es decir, si hemos puesto la orden Stop Loss a 110$ y Disney baja de 120$ a 115$, sería un error cambiar nuestra orden a 105$, ya que estaríamos yendo en contra de la naturaleza de este tipo de orden (que recordemos es limitar pérdidas).
  • Sin embargo, si la acción sube de 120$ a 125$, es recomendable subir nuestra orden Stop Loss de 110$ a 115$, de este modo estaremos reduciendo nuestras posibles pérdidas.
  • Hay que tener muy en cuenta la volatilidad del mercado y de la acción que estamos mirando en particular. Si colocamos el Stop Loss muy cerca del precio en una acción o mercado muy volátil, es muy posible que nos salte el Stop Loss muy rápido y consolidemos las pérdidas.
  • Es fundamental saber que los stop loss no son garantizados, ya que podemos tener casos de gaps o huecos (diferencia entre el cierre y la apertura del día siguiente) de mercado y se salte nuestra orden stop loss. Ejecutándose entonces la operación al primer precio que hay en mercado, pudiendo ser muy desfavorable al precio inicial que habíamos puesto como stop loss.



Stop Loss dinámico

Es un tipo de orden Stop Loss muy habitual y utilizado en Trading. Es un Stop Loss que se ajusta de manera automática al movimiento del mercado. Esto significa que se moverá con tu posición cuando el mercado lo haga a tu favor, a la vez que asegurará tus beneficios y cerrará la posición si el mercado se mueve en tu contra.

En este caso no se especifica el precio al que queremos vender, sino el porcentaje de pérdida que estamos dispuestos a asumir. Si la acción baja, nuestro Stop Loss no se mueve de ese porcentaje que pusimos, pero si la acción sube, nuestro Stop Loss lo hace con el mercado quedándose siempre a la distancia marcada por el porcentaje elegido.

Como siempre, esto se ve mucho mejor con un ejemplo.

Ejemplo de Orden Stop Loss dinámico

Imaginemos que compramos acciones de Coca-Cola a 40$ y decidimos colocar una orden Stop Loss del 10%. Es decir, venderíamos un 10% por debajo del precio de mercado, en este caso, a 36$ (el 10% de 40$ es 4$).

Aquí puede ocurrir dos cosas:

  • La acción de Coca-Cola baja a 38$. En ese caso, nuestro Stop Loss se mantiene a 36$, no a 34,2$ (el 10% de 36$). ¿Por qué no ha bajado nuestro Stop Loss a 34,2$ si hemos especificado un 10%? Pues porque este tipo de órdenes están para limitar las pérdidas. Si cuando baja el mercado nuestra orden Stop Loss dinámica sigue bajando un 10% (o el porcentaje que elijamos), nunca limitaremos nuestras pérdidas hasta llegar a cero.
  • La acción de Coca-Cola sube a 45$. En este caso, nuestro Stop Loss subirá hasta los 40,5$ (el 10% de 45$). Si Coca-Cola cayera ahora a los 42$, nuestra orden Stop Loss seguiría en los 40,5$, no bajaría hasta  37,8$ (10% de 42$). No hay que olvidar nunca que el Stop Loss dinámico se mueve solo con las subidas del mercado, nunca con las bajadas.




Suscribirme
Avísame de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios