Disfrutando del camino – Viaje a Islandia: Preparativos

Ya sabéis que una de nuestras máximas y que pregonamos a los 4 vientos es disfrutar del camino. Que hay que ahorrar e invertir, sí, pero que nunca se nos puede olvidar que la vida es sola una y es muy corta como para no disfrutar de ella.

Una manera que tenemos nosotros de disfrutar es viajando y conociendo nuevos lugares.

Los que nos seguís en Twitter ya sabréis que hemos pasado 12 días en Islandia. Para los que no, y sobre todo para dar más información sobre la experiencia, hemos decidido crear una serie de entradas contando con todo lujo de detalles nuestro viaje.

Motivos

Los motivos de hacer esto son:

  • Porque es nuestro blog y hablamos de lo que nos da la gana xD
  • Queríamos ampliar la info dada en Twitter porque se nos queda corta
  • Compartir con nuestros lectores aspectos de nuestra vida que a fin de cuentas de eso va este blog
  • Puede servir de ayuda a aquellos que se lo estén pensando, lo tengan planificado o estén buscando nuevos destinos

Los motivos de hacer esto NO son:

  • Alardear, fardar, vacilar…de viaje, dinero ni nada parecido porque sabéis que no es nuestro estilo

Comenzamos…

Viaje a Islandia: Preparativos

Los preparativos del viaje han sido un poco dolor de cabeza. Pero vamos, nada que no nos pase en cada viaje grande que organizamos hehehe. Somos muy meticulosos y sobre todo ansias.

Siempre vamos con la idea que nunca volveremos a ese lugar (porque el mundo es muy grande!) y entonces queremos aprovechar al máximo el viaje y ver todo lo posible en el tiempo disponible. Islandia no iba a ser una excepción.

Así pues, nos pusimos a organizar el viaje como un año antes o así. Primero haciendo una investigación de cuántos días íbamos a necesitar más o menos para ver todo lo posible.

Duración del viaje

La idea no era hacer solo lo que la gran mayoría de turistas hacen (Golden Circle) sino recorrer toda la isla por nuestra cuenta. Veníamos de la gran experiencia de nuestro Road Trip por Estados Unidos en nuestra Luna de Miel y queríamos repetir en un paisaje único como el de Islandia.

El primer paso era saber el número de días exacto que necesitábamos para ver todo lo que queríamos ver. Había que encontrar el balance entre las cosas que ver, el tiempo disponible e intentar que los días fueran los menos posibles para evitar un gasto mayor y sobre todo estar mucho tiempo sin hacer nada.

La empresa no era sencilla, porque si bien todo lo relativo al Golden Circle está cerca, cuando empiezas a alejarte de éste, las distancias son mayores. Además, siempre pueden surgir imprevistos que te retrasen el plan, por lo que siempre hay que dejar un margen de tiempo por si las moscas.

Nos creamos una excel (¡Ay qué sería de nosotros sin excel!) con tantas pestañas como días íbamos a estar. Al final nos acabaron saliendo 12. ¿Muchos? ¿Pocos? Bueno, spoiler alert, alguno más de la cuenta.

Fecha

Lo segundo era decidir la fecha.

Si te vas en verano tienes muchas horas de luz y mejor clima pero las posibilidades de ver auroras son prácticamente nulas. Si te vas en invierno, tendrás muy pocas horas de luz, más opciones de ver auroras pero peores condiciones climáticas (frío, lluvia, nieve, hielo…).

Por cierto, inciso, no organicéis un viaje a Islandia si vuestro único o principal motivo es ver auroras boreales. Islandia tiene muchísimo más que ofrecer y las auroras no dependen de ti, es más, lo más probable es que no las veas salvo que vayas muchos días.

Decidimos que finales de Septiembre era muy buena fecha por varios motivos:

  • Muchas horas de luz todavía para hacer cosas, pero también de oscuridad para poder ver auroras.
  • Todavía no ha llegado el invierno y las carreteras deberían estar abiertas y en buen estado.
  • Y algo aún más importante si cabe, la mayoría de los campings seguirían abiertos. Ojo con esto, porque muchos cierran a mediados finales de Septiembre.

Forma de recorrer la isla

La siguiente gran decisión consistía en determinar cómo queríamos recorrer la isla.

Aquí leímos muchísimos (bueno, para todo en realidad) blogs, webs, opiniones, reviews…porque queríamos algo cómodo pero que nos permitiera movernos por toda la isla sin demasiados problemas.

Salvo que vayas 3 o 4 días, la mejor manera de hacer este viaje es en caravana/camper/coche + campings. Te da mucha libertad y sobre todo tienes más disponibilidad y oferta de alojamiento.

Hay muchos turistas que se alojan en Reykjavik todos los días y van haciendo tours o se alquilan un coche para moverse por el país para volver cada noche a la capital a dormir. Esto está bien si solo te quieres mover por el Golden Circle y vas a ver lo super típico.

Desconocemos lo que esto te costaría porque nunca lo miramos, pero sí sabemos que hay atracciones turísticas imprescindibles que están a más de 400 kms de la capital.

Medio de transporte

Esta estaba muy clara, porque aunque Islandia es grande, la población total no llega a 350.000 habitantes (la mitad localizados en la capital, Reykjavik), por lo que la oferta de hoteles y demás en las zonas donde nos vendría bien hacer noche, sería nula la gran mayoría de los días.

Vistas nuestras necesidades y habiendo decidido que el presupuesto no dejaríamos que fuera un problema, optamos por una caravana. Nos daría la libertad de movernos a nuestro aire y encima tendríamos un espacio decente para dormir y hacer vida en los campings. Además de una ducha y un baño para poder usarlo en cualquier momento.

No sabíamos cómo nos lo iba a poner el clima, si íbamos a tener problemas de viento o lluvia e íbamos a tener que pasar mucho tiempo dentro, si nos íbamos a quedar atrapados por nieve…mil cosas.

Ahora, habiendo pasado el viaje, no pudimos elegir mejor. La experiencia no hubiera sido lo mismo si no hubiéramos cogido una caravana.

Nos hemos mojado y hemos llegado a nuestra caravana donde teníamos espacio para cambiarnos, secarnos, ducharnos, ponernos ropa seca y tender la mojada. Todo ello sin tener que salir de ella.

Hemos podido llevar comida fresca en el frigorífico, cocinar cuando el tiempo nos lo ha permitido e ir al baño cuando lo necesitábamos y no cuando podíamos.

Por las noches hemos dormido sin pasar nada de frío gracias a la calefacción. Una de las noches estaba lloviendo muchísimo y no parábamos de pensar en la tienda de campaña que había montada cuando llegamos al camping esa noche. No sé si se mojaron o no, pero no debieron pasarlo muy bien.

Otro día nos hizo muchísimo viento. La caravana se movía como si estuviéramos en una tormenta en mitad del océano. No dormimos nada esa noche por cómo se movía la caravana. No quiero ni imaginar como habría sido en una tienda de campaña o una camper pequeña de esas que despliegan la cama en el techo.

Alojamiento

Habiendo decidido alquilar una caravana, esta decisión estaba clara. Nada de hoteles, hostels o guest houses, todo campings.

Nunca hemos acampado en camping (bueno, ni conducido una caravana), así que también nos apetecía mucho vivir la experiencia. Otra cosa sería ver qué se necesita demás, pero, nuevamente, teníamos muchos meses por delante para averiguarlo.

Una vez tomadas las decisiones más importantes: número de días, fechas, transporte y alojamiento, el siguiente paso era asegurarnos lo más importante: vuelos y empezar a reservar cosas: caravana, campings, tours…

Vuelos

Para los vuelos, no queríamos perder dos días enteros solo para volar. Queríamos, al menos, aprovechar medio día en cada uno de los días de vuelo aunque eso supusiera menos horas de sueño.

Al final, llegada a Keflavik a las 8:10 de la mañana hora local (1 hora más en Londres, 2 horas más en Madrid). Tiempo más que de sobra para recoger la caravana e incluso hacer varias actividades el primer día ya.

Y vuelo de vuelta a las 6:30 de la mañana, lo que significaría pasar la noche anterior en el aeropuerto. Pero bueno la alternativa no era mucho mejor:

  • Dejar la caravana la tarde-noche anterior
  • Coger taxi o Uber hasta el hotel/hostel
  • Una noche de hotel/hostel extra a saber dónde y por cuánto
  • Coger taxi o Uber hasta el aeropuerto sobre las 2:30 – 3:00 de la mañana

Todo esto para dormir 3-4 horas…

Caravana

Para la caravana teníamos varias opciones:

  • Número de plazas
  • Con/sin baño
  • Con/sin ducha

Las de dos plazas, casi ninguna incluía ducha y para nosotros era un must, así que tuvimos que mirar las de 4 plazas para arriba. Algo más caras, lógicamente, pero ya hemos dicho que el presupuesto no dejaríamos que fuera un problema. Teníamos muchos meses por delante para ahorrar la cantidad necesaria.

Tampoco fue una decisión muy difícil debido a la disponibilidad y opciones. Hay varias webs dedicadas a ello, así que elegimos la más barata (bueno, corrección: la menos cara) y reservamos. Pagamos el 10% como depósito en el momento de la reserva y el resto el día en que la cogíamos.

El dinero para esto lo fuimos ahorrando mes a mes. Cada mes metíamos una cantidad fija en nuestra cuenta de Revolut, la pasábamos a ISK y la dejábamos ahí para cuando llegara la hora de soltar el dinero.

Por cierto, nosotros usamos Revolut (2 cuentas) para todo el viaje y cero problemas. Tenemos la cuenta básica y todo bien. Eso sí, si tenéis que pagar algo grande como nosotros la caravana, es recomendable ir haciendo cambios de divisa mes a mes e ir acumulando coronas. Como hicimos nosotros.

Si lo haces todo el día de recoger la caravana (o el gasto grande que tengas que hacer) es muy posible que te fundas el límite de cambio de divisa en ese momento y a partir de entonces todo cambio tendrá comisión.

En nuestra excel de gastos, la caravana aparecerá todo junto en Septiembre (porque es realmente cuando soltamos el dinero), pero lo cierto es que lo fuimos juntado mes a mes.

Una vez confirmados los vuelos y la caravana, tocaba ponerse a planificar los días con más detalle y reservar los tours.

Refinando los días

Esto ha sido un dolor de muelas y muchas horas invertidas. Ya lo hemos advertido, somos muy ansias. Nos gusta ir con todo planificado para maximizar el tiempo disponible. Y para muestra, un botón:

Viaje a Islandia: preparativos

Itinerario, horas de salida y llegada, tiempo en llegar según google maps, por supuesto el mapa de google maps listo para ser cargado sin perder tiempo en meter los destinos uno a uno cada día, comidas planificadas…Y así cada uno de los 12 días (incluyendo el turisteo por Reykjavik con su mapa aparte).

¿Tú sabes lo cómodo y seguro que te hace sentir saber que has hecho los deberes y solo debes preocuparte por poner el despertador a la hora correcta cada día? Metes el mapa en la tablet que nos dieron y a funcionar. Sin pararte a pensar qué es mejor hacer ahora, cuánto tardaremos o dónde tenemos que aparcar…¡¡No está pagado!!

Eso sí, todo muy estructurado, pero con margen de maniobra y libertad para poder improvisar o hacer ajustes si fuera necesario. De hecho, ya veréis como eso ha ocurrido algún que otro día. Y por supuesto, como es habitual en nosotros, tirando por lo alto en cuanto a tiempo para cubrir cualquier posible imprevisto. De hecho, casi en todos los sitios hemos estado menos tiempo de lo planificado, lo que nos ha permitido cumplir con el plan cada día sin demasiado esfuerzo ni prisa.

Tours

En Islandia puedes hacer muchas cosas por tu cuenta, pero hay otras que, o directamente no puedes, o es mejor hacerlo con un tour. Así las cosas teníamos clarísimo que nosotros íbamos a vivir la full experience.

Como decimos, no creemos que volveremos a ir así que hay que aprovechar. No nos hemos privado de nada y cada una de las actividades que hemos contratado ha valido la pena el dinero pagado por ella y volveríamos a hacerlo con los ojos cerrados.

Si lo piensas fríamente, es mucho dinero (especialmente por estar todo concentrado en unos días), pero es eso o no hacerlo. No hay atajos ni opciones más baratas. Es lo que hay, o lo tomas o lo dejas. Y nosotros no íbamos a dejarlo. Teníamos casi un año para ahorrar para el viaje.

La lista de actividades es tan típica como amplia:

  • Cueva de lava
  • Cueva de hielo
  • Senderismo por el glaciar
  • Viaje en zodiac entre icebergs con visita a pies del glaciar
  • Visita a un par de baños termales: uno más natural y otro más artificial
  • Paseo en Quad

Reservamos todo esto tan pronto como supimos el día en el que iríamos.

Además, en Julio entró en erupción uno de los múltiples volcanes que tiene Islandia y organizaron un tour en helicóptero para verlo desde cielo junto a otros volcanes que han erupcionado en los últimos 2-3 años.

Nos mandaron un mail informándonos de ello, miramos el planning, vimos que podíamos darle cabida y no nos lo pensamos. Reservamos del tirón. Además el primer día. Casi empezar nuestro viaje de esta manera…

Los tours se pagaban en el momento de reservar y tienen cancelación gratuita hasta 24 horas antes, así que no tuvimos que pensarlo mucho, la verdad. En cuanto tienes el día más o menos planificado, reservas y listo. Total, tienes mucho margen para cancelar o de reprogramar.

Las entradas a los baños termales las cobraban un par de días antes de la fecha del evento.

Algunos tours se podían pagar en Libras, otros solo en dólares o coronas islandesas, así que, como ya hemos comentado, usamos Revolut para poder hacer los cambios de divisa sin coste alguno.

Despedida

Así es como normalmente planificamos este tipo de viajes. Hicimos lo mismo con nuestra Luna de Miel por la costa oeste de Estados Unidos y también nos salió a la perfección.

Y es que siempre lo decimos, una buena planificación es fundamental para alcanzar los objetivos marcados. No solo en los viajes, sino en la vida en general: inversiones, negocios, operaciones financieras, deporte…

En próximas entradas os contaremos en detalle los diferentes días para poneros los dientes largos un poco 😜.

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario.

Poco a Poco…

4.7/5 - (17 votos)
Suscribirme
Avísame de
guest
8 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Jonay
Jonay
6 meses

Envidia de viaje!
Nosotros queremos hacernos una escapadita a Japón desde hace años y creo que para 2025 cae, ya que tenemos casi el dinero y lo estamos planeando.

De momento camperizamos nuestra berlingo y vamos a viajar por todo el resto de las islas (soy de Tenerife).

Ya para viajar e tierras de skyrim puedo visitar este post 😉

Alberto GM
Alberto GM
8 meses

¡¡Genial!! Que maravilla de viaje, me da mucha envidia. Encantado de leeros de nuevo. Un saludo.

Francisco
Francisco
8 meses

Gracia por el reporte. Sirve de mucho si se nos ocurre hacer la experiencia.
Seguid escribiendo. Aportáis mucho.

dividendos.info
dividendos.info
8 meses

¡Qué gran viaje pareja! Islandia está en nuestra lista, creo que es un destino obligatorio al menos una vez la en la vida, y la idea de la autocaravana es genial para viajes así con tanta naturaleza.

Se os echaba de menos por aquí, un abrazo.