Invertir en bolsa a largo plazo

Invertir en bolsa a largo plazo es algo muy sencillo que todo el mundo puede hacer. Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, la bolsa no es un casino. Todo el mundo puede ganar invirtiendo el bolsa sin conocimientos avanzados de economía, estadística o matemáticas.

Una mínima formación es fundamental

Debes saber de qué va la bolsa, qué hacer, cómo hacerlo y sobre todo lo que no hay que hacer. Hay que conocer las diferentes alternativas que hay para saber cual es la que más te conviene. Además, debes elegir el broker que mejor se adapte a tus circunstancias personales ya que el broker perfecto no existe.

Por supuesto es fundamental elegir una estrategia y seguirla. Quizá esta sea la parte más difícil de todas, porque conforme vas aprendiendo y te vas formando, vas corrigiendo cosas y ajustando.

Es importantísimo hacer una selección de empresas. Hay miles de empresas y tendremos que elegir aquellas en las que nos sintamos cómodos invirtiendo. No desesperes todavía, hay muchísima información al respecto y encontrarás muy fácilmente una lista de empresas muy amplia de donde podrás elegir tus favoritas.

Por último pero no menos importante, hay que conocer las obligaciones fiscales que este mundo conlleva (que van desde  sencillez máxima hasta me van los retos asequibles). De este modo tendrás la mayoría de variables que influyen y podrás tomar una mejor decisión.

Todo esto requiere de un esfuerzo inicial que nos parecerá enorme al principio. Y es normal, ya que no sabemos prácticamente nada de esto y los principios en algo que se desconoce siempre son duros. Pero tranquil@, es algo que todo el mundo puede hacer. Hay muchísimos sitios, como este, en el que podrás aprender y que te servirán como punto de partida.

Invertir el dinero que no vaya a necesitarse a corto/medio plazo

El dinero debe trabajar por y para nosotros pero es fundamental que el dinero destinado a la inversión en bolsa sea aquel que no se vaya a necesitar a corto o medio plazo. Es el dinero que tendríamos muerto de risa en la cuenta bancaria sin generarnos nada.

Invertir en bolsa el dinero destinado a cambiar de coche en 3 años, es una irresponsabilidad. Hay que hacerse a la idea que el dinero invertido es dinero “perdido”. Ojo, HACERSE A LA IDEA, porque lo cierto es que ese dinero será parte de tu patrimonio y se revalorizará con el tiempo, pero debes quitarte de la cabeza que lo tienes ahí para usarlo cuando quieras. Porque será entonces cuando empieces a cometer errores y perder dinero.


Colchón de imprevistos

Hemos hablado muchas veces de esto, pero no por eso deja de ser muy importante.

Antes de invertir, deberemos tener un colchón de imprevistos formado y de fácil acceso. Este es el dinero que usarás en caso de necesidad, no el que tienes invertido. Por eso es importante diferenciar e invertir aquel dinero que no se vaya a necesitar a corto/medio plazo.

Siempre se recomienda lo mismo: que cubra X meses de tus gastos mensuales en caso de no recibir ni un solo euro en ingresos.

La X depende de cada persona. De los gastos mensuales que tenga, de la seguridad laboral o de lo seguro que uno quiera sentirse. Sea lo que sea, hay que tenerlo sí o sí.

Invertir en bolsa a largo plazo no es juego

La visión que el 99% de la gente tiene de la bolsa es la que proporcionan los medios de comunicación o las películas: un sitio donde te puedes hacer millonario muy rápido pero donde lo más seguro es que te arruines muy pronto. Peor que un Casino.

Sin embargo, la realidad es bien distinta.

¿Te puedes hacer millonario muy rápido? Pues seguramente sí. ¿Qué porcentaje de los que invierte en bolsa supone esta gente? Dudamos que llegue al 1%. ¿Puedes arruinarte muy pronto? Si buscas ser parte del 1% anterior, entonces te arruinarás muy pronto casi con toda seguridad.

Entonces…¿Por qué decís que invertir en bolsa no es juego? Nosotros no hemos dicho eso. Hemos dicho que invertir en bolsa A LARGO PLAZO no es juego. La clave es esa: a largo plazo.

Para formar parte de ese 1% se necesita una inteligencia muy superior a la media (y algo de suerte, añadiríamos nosotros). Si crees que eres más inteligente que el 99% de la población mundial, adelante. Si no, no te preocupes, puedes ganar dinero igualmente invirtiendo en bolsa a largo plazo.

Invertir en bolsa a largo plazo no es un juego. No es jugársela al 1×2 de la quiniela. Invertir en empresas de calidad con la intención de no “vender nunca” (sí sí, NO VENDER NUNCA) buscando la rentabilidad por dividendo, es un win-win sí o sí.

Comprar y olvidarse

Uno de los pilares de este tipo de estrategia es el comprar y olvidarse. Seguramente lo verás en muchísimos sitios (incluido este) como Comprar y Mantener o en Inglés Buy and Hold (B&H).

Es decir, comprar y no vender “nunca”. Ponemos entre comillas nunca porque puede ocurrir que hagamos una mala elección de empresas, que el negocio de una empresa cambie o que, por lo que sea, esa empresa deje de ser una empresa top y prefiramos vender. Pero si hemos hecho una buena elección de empresas, lo normal y lo que ocurrirá en el 99% de los casos es que no tengamos que vender nunca.

En este tipo de estrategia no se compra con la idea de vender. Se compra con la idea de mantenerlas para toda la vida. Lo que se busca es cobrar los dividendos que este tipo de empresas reparte a lo largo del año.

La psicología adecuada debe ser algo así como: he comprado 100 acciones de Red Eléctrica que me han costado 2.000€. Por lo que ahora ya no tengo 2.000€, sino 100 acciones de Red Eléctrica. A mí me da lo mismo si esas 100 acciones ahora valen 1.000€ o 5.000€, yo sigo teniendo 100 acciones por las que me paga un dividendo todos los años. Por esas 100 acciones, no por los 2.000€ que pagué o los 2.500€ que valen ahora.

Buscando el dividendo

Lo que se trata es de cobrar, durante toda tu vida, los dividendos que reparten las empresas.

Dependiendo de la situación personal de cada persona, unos elegirán altas RPDs iniciales pero con poco o nulo crecimiento tipo BME o Endesa. Otros preferirán baja RPD inicial pero bajo crecimiento a largo tipo Inditex o Coca-Cola. Y otros se decantarán por una mezcla de ambos.

La edad en la que se esté influye mucho. Si se es muy joven y no se tiene prisa por alcanzar la IF, probablemente se elija un mix de ambas opciones. Empresas con una alta RPD inicial para “ver” que la estrategia funciona y empresas con baja RPD inicial y alto crecimiento para dar estabilidad a la cartera.

Sin embargo, si se está en una edad avanzada y nos quedan unos pocos años de trabajar, a lo mejor lo más interesante sería empresas con alta RPD inicial, pues en este caso el tiempo no juega tan a nuestro favor como para que la empresas con alto crecimiento nos sean muy útiles.

Lo ideal sería combinar empresas con altas rentabilidades por dividendo iniciales con empresas con RPDs iniciales bajas pero de alto crecimiento. Queremos que nuestros ingresos pasivos aumenten año tras año por sí solos.

Dividendos crecientes

Lo normal es que los dividendos que esas empresas nos pagan sean crecientes en el tiempo. Esto no un mito, es una realidad. Hay empresas que llevan décadas subiendo el dividendo año a año.

Estados Unidos está a la cabeza de esta práctica. Famosísimas son las listas de Aristócratas del Dividendo. Empresas que llevan subiendo su dividendo de manera ininterrumpida 25 años o más. Sí sí, 25 años o más. Algunas de ellas son tan conocidas como: 3M, ADM, AT&T, Coca-Cola, Colgate-Palmolive, Johnson and Johnson, McDonalds, Pepsi, Target o Walmart.

En España no es tan habitual esta práctica (aquí somos más de una buena RPD inicial, y si hay baches, recortar el dividendo o pagarlo en scrip dividend) pero también hay empresas con un gran historial de aumento de dividendos. Algunos ejemplos serían: Enagás (17 años subiéndolo), Red Eléctrica (19 años subiéndolo) o Inditex (12 años de subida).

¿Qué quiere decir esto? Pues que cada año, por tener el mismo número de acciones, cobramos más.


El interés compuesto es nuestra principal arma

¿Habéis oído hablar del interés compuesto? Einstein lo definió como “la fuerza más poderosa del universo“. Ahí es nada. Y juega a nuestro favor.

Es un principio matemático muy fácil de entender. Supongamos que tenemos 1.000€ en una cuenta remunerada al 10% anual. El primer año cobraremos 100€ de intereses (10% de 1.000€). El segundo año, sin hacer nada más que mantener el dinero en la cuenta, recibiremos 110€ (el 10% de 1.100€. Los 1.000€ iniciales, más los 100€ de intereses del primer año). El tercer año, cobraremos 121€…

Este sería el resultado tras 25 años de interés compuesto:

– Ejemplo 1 –

Podemos observar el poder del interés compuesto. Vemos como a los 8 años, ya hemos conseguido “recuperar” en intereses nuestra inversión inicial. Y vemos que a los 25 años, la hemos multiplicado por casi 10. ¿Y qué hemos hecho todos estos años? Nada. Meter 1.000€ y esperar. Comprar y mantener. Comprar y no vender.

Para el ejemplo 1 hemos supuesto un capital inicial de 1.000€ sin más aportaciones en 25 años. Vamos a ver ahora qué pasaría si aportamos 1.000€ cada año (menos de 90€ al mes). El resultado es el siguiente:

– Ejemplo 2 –

Vemos como al final de los 25 años habremos obtenido unos ingresos de más de 80.000€, casi 10 veces más que en el ejemplo anterior. Algo que es totalmente lógico, pues el interés compuesto se aplica sobre el general. A más general, más fuerza. Al igual que a más tiempo, más rendimiento. Recordad que el interés compuesto sin el tiempo como aliado, no es nada.

En ambos ejemplos hemos tenido en cuenta un interés fijo del 10%, pero…¿qué pasaría si suponemos que cada año nos lo incrementan un 3%?

– Ejemplo 3 –

En esta ocasión, vemos como conseguimos “recuperar” nuestra inversión inicial un año antes, el séptimo. A los 19 años ya habremos ganado lo mismo que en el ejemplo 1 en 25. El interés compuesto nos ha ahorrado 6 años en este caso.

Pero veamos como sería si encima aportáramos 1.000€ anuales (como en el ejemplo 2):

– Ejemplo 4 –

Mientras que en el ejemplo 2 tardábamos 25 años en obtener unos ingresos de 83.000€, con aportaciones anuales nos llevaría 5 años menos. Y además, en el año 25 nuestras ganancias por intereses ascenderán a casi 240.000€ (3 veces más que en el ejemplo sin aportaciones).

Pues bien, esto es lo que se trata de conseguir invirtiendo a largo plazo en acciones que reparten dividendo. Y no es difícil conseguirlo.

Si aún seguís teniendo dudas, os dejamos un último ejemplo bastante realista y posible hoy día (y más bien conservador).

Ejemplo de interés compuesto

Para este ejemplo vamos a suponer lo siguiente:

  • Disponemos de un capital inicial del 3.600€
  • Invertimos en empresas con una RPD inicial del 4%.
  • Un incremento anual medio de los dividendos del 6%.
  • Somos capaces de ahorrar 300€ todos los meses para invertir en bolsa, en total 3.600€ al año.

¿Vemos los números?

invertir en bolsa a largo plazo
– Ejemplo 5 –

En este caso podemos observar como a los 25 años, nuestros ingresos por dividendos acumulados serían de más de 300.000€ habiendo aportado 90.000€. Para entonces, estaremos ingresando casi 55.000€ anuales vía dividendos.

Esta es la magia del interés compuesto.

En el ejemplo no hemos tenido en cuenta la inflación ni la fiscalidad. Datos que hay que tener en cuenta, pero hemos obviado para simplificación del ejemplo.


Reinvertir los dividendos

Otra de las claves de este tipo de inversión. Hay que reinvertir los dividendos obtenidos para acelerar el proceso. En los ejemplos anteriores, hemos supuesto la reinversión de las ganancias obtenidas, de este modo, el interés se aplica a más cantidad y es lo que hace posible este efecto tan poderoso.

Los dividendos se pueden reinvertir en la misma empresa que te los dio o no. Hay gente que lo hace así y hay otros que lo junta a su ahorro destinado a bolsa para comprar antes o por más cantidad.

Nosotros sumamos el dinero obtenido por dividendos al ahorro para invertir y compramos. No necesariamente lo reinvertimos en la misma empresa pero podría ser.

La diversificación

Otro de los pilares fundamentales es la diversificación. El símil que siempre se utiliza (porque es el más claro), es el de los huevos: nunca hay que poner todos los huevos en la misma cesta.

Que traducido a la inversión significa que no hay que comprar solo una empresa o dos, sino que hay que repartir nuestro dinero en muchas empresas.

La razón detrás de este argumento es que si tenemos una cartera de 100.000€ dividida en 2 empresas y a una de ellas le va mal o quiebra, el agujero que nos crea es del 50% de nuestro patrimonio (suponiendo que una mínima diversificación de 50-50 hemos hecho).

Sin embargo, si en lugar de tener 2 empresas, tenemos 20. Tendremos 5.000€ en cada empresa (ponemos números enteros para simplificar el razonamiento), y si le va mal, pongamos a 5 empresas, tu patrimonio se reduce en un 25%.

Nota: si hemos hecho una buena selección de empresas lo peor que nos puede pasar es que a lo largo de nuestra vida inversora nos quiebre 1 o 2 empresas a lo sumo. Lo normal es que no quiebre ninguna, pero podría pasar, claro.

Empresas como Coca-Cola, Unilever (puede que no conozcáis la empresa, pero estáis usando sus productos a diario), Procter & Gamble, Johnson and Johnson, Inditex, BMW, Disney, McDonalds…llevan un historial de décadas y ninguno nos imaginamos un mundo en 30-40-50 años sin estas empresas existiendo de una forma u otra.

Disfrutar del camino

Diría que es una de los aspectos más importantes de la inversión en bolsa. Hay que disfrutar del camino. Es una de nuestras máximas.

Del mismo que no tiene ningún sentido gastar todo lo que se ingresa porque hay que ahorrar para el futuro, no lo tiene no disfrutar de la vida ahora para ahorrar lo máximo y tener un buen futuro. Solo se vive una vez y hay cosas que solo se puede hacer a ciertas edades.

Con responsabilidad y sentido común, hay espacio para todo. Todo el mundo puede ahorrar y a la vez disfrutar de lo que le gusta. Invertir en bolsa está muy bien, pero no te olvides de ir a un concierto de tu grupo favorito, de ir al estadio de vez en cuando a ver a tu equipo, de salir a cenar o al cine con tu pareja, de viajar…en definitiva, de hacer lo que te gusta.

Despedida

Invertir en bolsa a largo plazo es muy sencillo y es algo que todo el mundo debería hacer. El interés compuesto es muy poderoso y juega a nuestro favor, pero necesita tiempo y esa es la clave de todo.

Dejar a un lado nuestro cortoplacismo innato es fundamental para ganar dinero en bolsa y tener un futuro tranquilo y desahogado. Y lo mejor de todo es que es muy fácil y no requiere de esfuerzo. Es tan sencillo como comprar y olvidarse. No hace prácticamente nada salvo ir comprando periódicamente.

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo con tus amigos y conocidos utilizando los botones para ello. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario.

Poco a Poco…

Invertir en bolsa a largo plazo
4.4 (88.13%) 32 votos

24
Deja un comentario

avatar
8 Comentarios
16 Respuestas
2 Seguidores
 
Mejor Comentario
Comentario más activo
10 Comentaristas
ReginaAlexRoberto AponteInvirtiendo Poco a PocoJosulg Comentaristas Recientes
  Suscribirme  
Avísame de
Jose
Jose

Muy buena la entrada.
Se lo voy a mandar a un amigo para q vea q lo puede hacer.
Saludos.

Jose
Jose

Sabes q me dijo mi amigo.”Ahora lo q hace falta es tener dinero”
Y yo le dije q solo hace falta 1000€ al año,y está currando cómigo.
Esta claro q lo q importa es el interés y ganas.
Saludos

Jose
Jose

Muy bueno entrada para recordar q estamos en buen camino.
Saludos

Josele
Josele

Gracias, de vez en cuando es bueno recordar en que consiste nuestra estrategia. Aunque lleves muchos añoa en esto, ver un resumen con las ideas principales de Gregorio y otros, pues esta bien.

Saludos

ánonimo
ánonimo

Buenas tardes , Bueno no es tan bonito como lo planteas, es bonito, pero no tanto, no tienes en cuenta:
– retención del 19 %.
– Comisiones (compraventa, custodia, etc)
– Estas indicando que siempre compras las acciones al mismo precio, y eso no es así, las que suben dividendo suelen subir la acción, por tanto la subida del dividendo no afecta.
– Es muy importante el precio de entrada, y el de las compras periódicas.

Saludos.
En la página de Gregorio, aplicando tus datos sale que a los 25 años tienes unos dividendos netos de 12.034 euros.

ánonimo
ánonimo

Buenas tardes, ante todo no es mi intención enfadarte y dar mal rollos, siempre firmo como icr69 después de saludos y se ve que no lo he puesto, mi intención era indicar o dar a entender que no es tan bonito como se pinta, al leer el artículo me ha chocado lo siguiente. Al principo (antes del ejemplo) pones “Si aún seguís teniendo dudas, os dejamos un último ejemplo bastante realista y posible hoy día (y más bien conservador).”, acto seguido pones una tabla y como resumen indicas “En este caso podemos observar como a los 25 años, nuestros ingresos… Leer más »

ánonimo
ánonimo

Buenas tardes, visto como van las contestaciones he pedido opinión, no por el contenido sino por las formas y me indican que el primer comentario igual fue un poco duro, por lo cual pido disculpas no era mi intención, tenéis toda la razón que antes de opinar tenia que haber terminado de leer, y que sigo diciendo el tema de los impuestos, etc, cuando ya habéis dicho de una vez y otra que lo comentáis. Ahora voy a intentar explicarme, sin la idea de ofender, pero diciendo mi opinión, puede que no estéis de acuerdo, pero es mi opinión. He… Leer más »

Orbe
Orbe

Lo increíble es ponerse a comentar y criticar un artículo sin ni siquiera haberlo leído al completo… Yo alucino.

Francisco Javier
Francisco Javier

Buenas amigos, una vez más brillante. Me ha gustado mucho como lo explicáis y como bien dices esta simplificado para entender la diferencia entre los tipos de interés. A pesar de ello creo que todos los comentarios aportan algo o quizás el compañero no tenia algo en cuenta o le faltaban datos pues no lo ha leído entero. Pero deja clara la estrategia, que también es muy importante. Gracias

Un saludo

Josulg
Josulg

Recuerdo que fue hace 1 año cuando descubrí este mundo por primera vez… me parecia todo tan surrealista e incluso sectario cuando se exponian los temas sobre los que has escrito jajja
Un año después aquí estoy encantado con haber descubierto esto con 20 años.

Muy buen post y un placer leeros como siempre 🙂

Pd: ojala llegue alguna empresa a dar un 10% de rpd 😉

Roberto Aponte
Roberto Aponte

¿Por qué cada uno de los centavos que nos han robado a través del banco popular aun no han sido devueltos? ¡Porque los tiene el sin vergüenza Jesualdo Domínguez Alcahud! El director de la CNMV es un timador que se ha encargado de dañarnos, investiguen de donde sacó el dinero para adquirir todas sus propiedades, dinero que no ha podido adquirir laborando como funcionario sino como lo que es UN LADRÓN!

Aparte de esto, muy buena entrada. Gran aporte a la comunidad.

Alex
Alex

Hola invertiendopocoapoco, Primero felicitaros por el blog. Me lo estoy leyendo de cabo a rabo! Estoy buscando la IF y he llegado de rebote la verdad. Aunque hasta hace unas semanas no tenía conocimiento ninguno de bolsa estoy pensando seriamente establecer una estrategia a largo plazo, invirtiendo también en blue chips, y en principio en Ibex. Se que me queda mucho o muchísimo por aprender, apenas estoy aprendiendo cosas básicas pero me habéis entusiasmado bastante, ya que lo explicáis todo de manera muy simple y sencilla. Me gustaría haceros un montón de preguntas, pero tampoco quiero “spamear” la entrada ni… Leer más »

Alex
Alex

Muchas gracias de nuevo invirtiendo poco a poco. Pues la idea sería esa, invertir a largo plazo, con lo que ello conlleva. Ya estoy viendo broker. Para no preguntaros en otro artículo, cuál recomendáis para empezar por ibex? Por lo que he leído en el blog, Self bank e Ing son buena opción, pero estabais más contentos con Self bank? Con ellos es abrir la cuenta de valores y ligarla a la cuenta de mi banco i.e Bankia ? Gracias y perdonad las novatadas! Saludos de nuevo.

Regina
Regina

Hola Me gustó como esta bien explicado, pero tengo muchas dudas. En otra página leí que cuando se compran acciones solo se poseen el numero de acciones y no el dinero inicial lo que obtienes son los dividendos que la empresa reparte a sus accionistas, entonces ¿con el interés compuesto nos incrementan los dividendos? ¿Como se “mete” dinero a tus acciones, comprando más? Y en otro sitio vi un ejemplo similar donde no sólo le abonaban los dividendos sino que habían pérdidas e incluso podías perder tu inversión, dependiendo del comportamiento de la empresa. Agradecería mucho la aclaratoria porque quiero… Leer más »