libertad financiera

Libertad financiera

Si bien en este blog tratamos de alcanzar la Independencia Financiera, antes tenemos que pasar por la Libertad Financiera.

¿Qué es para nosotros la Libertad Financiera?

La wikipedia la define así, pero nosotros entendemos por Libertad Financiera no deberle nada a nadie, es decir, no tener deudas. Entendemos deudas como grandes préstamos de dinero, no los 2€ que te ha dejado un colega de trabajo para comprarte una cocacola de la máquina. Hablamos de préstamos bancarios para comprar un coche, una casa, empezar un negocio…Aquellos que te dejan a cambio de un interés y que tardas un tiempo considerable en devolver. Los que te quitan el sueño, vaya.


¿Por qué es importante no tener deudas?

Simple: por tranquilidad. Saber que no le deberíamos dinero a nadie, es una sensación muy muy reconfortante. Saber que tienes mucho margen de maniobra si de un día para otro, poniéndonos en el peor de los casos tus ingresos se reducen a 0, no tiene precio. Se duerme super tranquilo.

Si, por lo que sea, ambos perdemos nuestro trabajo (sí, ya sé que es difícil que eso ocurra, pero nuestros planes y objetivos siempre los hacemos poniéndonos en el peor de los casos y de momento nos va muy bien), podríamos buscar otro en cualquier parte del mundo, que, quitando el trastorno de una mudanza, el cambio es sencillísimo y rápido. Y si ninguno encontrara trabajo en una larga temporada, siempre se puede volver con a casa de papá y mamá una temporada hasta que escampe, reduciendo los gastos a técnicamente 0. Esto, no tiene precio. Por esto es importante no tener deudas. Y por eso hemos hecho todo lo posible para quitarnos la única que teníamos.

¿Qué deudas teníamos nosotros?

Como bien sabéis los que seguís el blog, somos pro alquiler, así que no tenemos hipoteca (ya tendremos tiempo de comprarnos una casa). Somos trabajadores por cuenta ajena, por tanto no tenemos negocio propio por el momento.

Sin embargo, mi chica tiene que desplazarse cada día a una localidad cercana para trabajar. Y es aquí, donde entra nuestra deuda: el coche.

En principio lo compré por mi traslado a otra ciudad y para ir a trabajar. Luego me compré una bici para ir a la oficina todos los días. Después, nos fuimos a vivir juntos y la deuda se volvió conjunta (como se la metí doblada xD…con el coche, digo…). Y ahora es ella la que lo usa casi exclusivamente. Sea como fuere, hoy, por fin, nos hemos deshecho de esta carga. Podemos decir con la boca bien grande que no tenemos deudas.


¿Cómo lo hemos conseguido?

Pues con mucho esfuerzo, ahorro y planificación.

Esfuerzo: hemos pospuesto algunos gastos, como por ejemplo las vacaciones, que aún tenemos que decidir dónde ir. En lugar de irnos en Mayo, pues este año tocará irse en Septiembre. Pero no pasa nada, en eso consiste el ahorro y una buena planificación. Muchas veces, la mayoría, no es cuestión de hacerlo o no hacerlo, sino de cuándo hacerlo. Tendemos a ser muy corto-placistas y querer las cosas aquí y ahora. Y muchas veces, con solo esperar un par de meses, las ganancias son considerables. Eso es lo que hemos hecho en este caso. Y las ganancias ahí están: sin deudas que nos permitan dormir a pierna suelta y un ahorro de más de 2.000€ en intereses.

Ahorro: ha venido no por gastar menos, sino por rebajar en buena medida los gastos fijos como el alquiler o la factura de la luz.

Planificación: la idea inicial era pagarlo en Agosto de 2017 que es cuando se cumplía el segundo año de financiación, pero centramos todos nuestros esfuerzos y ahorro en acortar los plazos. Tengo que decir que no hemos dejado de vivir. Hemos seguido saliendo a cenar, al cine, comprando entradas a eventos…Solo nos hemos marcado unos objetivos ambiciosos y los hemos perseguido sin descanso.

¿Y ahora qué?

Ahora toca reponer el colchón de imprevistos que se ha visto bastante mermado. También toca retomar las inversiones. Ya avisamos cuando pusimos los objetivos que nos iba a ser muy complicado invertir durante la primera mitad del año. Esto confirma que el plan marcado a principio de 2017 es el correcto y que estamos en el buen camino.

A partir de ahora destinaremos 1/3 del ahorro a reponer el colchón y los otros 2/3 a inversión.

Últimos comentarios

Hoy es un día grande para nosotros. Nos quitamos el único peso que teníamos encima y esto nos permite afrontar el futuro con muchísima tranquilidad y optimismo. Además cumplimos con uno de los objetivos más importantes y complicados que nos habíamos marcado a principio de año. Hoy, la Independencia Financiera está un poquito más cerca.

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…



Libertad financiera
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

avatar
  Suscribirme  
Avísame de