No se puede contentar a todo el mundo

No se puede contentar a todo el mundo. Aunque nuestras intenciones sean buenas y queramos quedar bien con todo el mundo, no se puede. Es imposible. Siempre habrá alguien al que no caerás bien, al que no le gustará lo que haces o que te criticará siempre hagas lo que hagas. Pero esto no es malo, al contrario. Es ley de vida. Pasa en todos los ámbitos de la vida y a todo el mundo.

Cuando decidimos dar el paso de iniciar este proyecto, éramos muy conscientes de la situación. Aceptamos que, haciendo pública nuestra historia nos exponíamos a las críticas. Sabíamos que habría gente a la que les íbamos a gustar (lo que hacemos) y otra a la que no. Esperábamos recibir críticas positivas y negativas.



Y esto nos daba un poco de respeto. Nadie quiere que alguien critique negativamente su trabajo. Pero es inevitable cuando decides exponerte a todo el mundo. Y nos daba solo un poco de respeto porque pensamos que si algo no te interesa…¿por qué perder el tiempo en menospreciarlo? Solo ignóralo e invierte ese tiempo en algo que te guste y te haga feliz. Por suerte, hoy día, tenemos tantos libros, blogs, foros, series, películas, programas…que necesitaríamos varias vidas para consumir todo lo que nos gusta…¿por qué perder el tiempo en lo que no nos gusta?

Ya ves, pobres ilusos de nosotros. Que a nosotros no se nos ocurra ir a un blog/sitio que no nos gusta a criticar, no quiere decir que el resto piense igual. Por suerte. Queremos decir…menos mal que todos no somos iguales.

Expectativas

Lo cierto es que las críticas han superado con creces nuestras expectativas.

Cuando empezamos, siempre pensamos: «¿A quién le va a interesar lo que haga una pareja como nosotros?«. Pero es igual de cierto que también decidimos arrancar este blog sin ninguna pretensión más allá de contar nuestra historia hacia la IF. No lo hacíamos con ningún número de seguidores/suscriptores/ingresos por publicidad en mente. Siempre tuvimos claro que lo haríamos independientemente de que tuviera éxito o no. Y por éxito nos referimos a que alguien nos siguiera y comentara de vez en cuando.

Mentiríamos si no dijéramos que siempre que cuando algo que has hecho tiene expectación/aceptación y buenas críticas, es mucho más fácil seguir haciéndolo. Esto es una evidencia que nadie puede negar. Los comienzos siempre son difíciles, así que si éstos vienen acompañados por público, seguidores, críticas y sobre todo aceptación, lo son menos. Especialmente en proyectos online donde hoy día es muy sencillo ver la repercusión que tienen.

Sueños

Pero como decimos, nuestras expectativas han sido superado con creces. Tampoco era difícil, porque no teníamos ninguna con respecto a estos ratios. Sin embargo, una cosa son las expectativas y otra los sueños. Nuestro objetivo siempre ha sido contar, de principio a fin, nuestro camino hacia la IF. Independientemente del número de seguidores, influencia o aceptación que tuviera el blog.

Nuestra meta es tener un documento público y accesible por todo el mundo en cualquier momento que certifique que una pareja joven y de origen humilde puede llegar a vivir de las rentas (sin trabajar si no quiere) mediante la inversión en bolsa a largo plazo buscando los dividendos. Y por supuesto, con tiempo y paciencia. Es por esto que no hemos desfallecido ni una sola vez desde que abrimos el blog allá por 2016. Hemos tenido nuestros ajustes a lo largo del tiempo, claro, pero siempre hemos estado al pie del cañón.

Opiniones dispares

Siempre he tenido blogs o webs y recuerdo como al principio trataba de contentar a todo el mundo cuando accedía a mis sitios webs. Me sentía en la obligación de ello, pues habían venido a «mi casa». Tenía que ser un anfitrión modélico.

Poco después aprendí a diferenciar a aquellos que te hacen un crítica con un fin constructivo de aquellos que lo único que quieren hacer es ridiculizar lo que haces o quedar por encima tuyo, sin valorar lo más mínimo el tiempo o esfuerzo que hayas podido poner en ello.

Al principio intentas rebatir con educación y expresar tus ideas para tratar de convencer a la otra persona. Y aquí está el fallo. No se trata de convencer a nadie de nada. Dos personas pueden tener dos opiniones radicalmente opuestas sobre un tema y ambas tener razón. Y no pasa nada. Si todos pensáramos lo mismo, el mundo sería muy aburrido.

Con el tiempo, sigues intentándolo pero cada vez con menos esfuerzo. Lo intentas en un primer momento, y si encuentras oposición, lo dejas estar. Total, para qué. Él no va a cambiar de opinión y tú tampoco.



El valor de una crítica negativa

De ahí pasas a no entrar al trapo. Le das el «sí de los locos» y a otra cosa. Prefieres dedicar ese tiempo a alguien que con respeto y educación te hace una apreciación o corrección (son más que bienvenidas, por favor, no dejéis de hacerlas). Creemos que nos curramos las respuestas. Siempre contestamos a todo el mundo y nos tomamos nuestro tiempo para ello. Por eso preferimos invertirlo en aquellos que muestran interés y respeto.

Una crítica negativa marca mucho más que 10 positivas. Y es una pena, porque no debería ser así, pero lo es. Y os podemos decir muy orgullosos, que esa relación (10 a 1) es mucho mayor en este blog (¡Gracias!). Por suerte, recibimos muchísimas más palabras bonitas que feas. Ya sea por comentarios, email o redes sociales. Y eso es de agradecer.

Jamás, ni en nuestros mejores sueños, podríamos haber imaginado la repercusión y aceptación que estamos teniendo. Y ya ves, no somos nadie al lado de cualquier tuitero, bloguero o influencer «conocido».

Todo esfuerzo tiene su recompensa

Desde aquí nos gustaría animar a todos los que habéis iniciado un proyecto, el que sea, a que sigáis adelante. A que sigáis intentándolo. Si ponéis esfuerzo, dedicación y verdad, antes o después llegarán las recompensas. Y para aquellos que se lo están pensando, que no tengan miedo. Que den el salto. Que lo intenten. Si no sale bien, será un aprendizaje brutal del que poder extraer cosas que a buen seguro os servirán en vuestra próxima aventura.

Cada día vemos más gente en la comunidad que abre un blog para contar su propia historia. Esta es una de las mejores maneras de dar a conocer las bondades de esta estrategia y concienciar a cada vez más gente de la obligación de invertir para mejorar la calidad de vida. Mientras más seamos, más fuerza tendrá nuestra voz y por tanto, más alcance tendrá.

Y por los comentarios o críticas negativas…tratad de verle el lado positivo (que seguro que algo se puede sacar), pero no perdáis el tiempo con ellas. Siempre los habrá. Recordad que, no se puede contentar a todo el mundo.

Despedida

Esta entrada es algo diferente a las que hemos ido publicando hasta ahora. No tanto por la temática, como por el estilo.

No queríamos despedirnos sin animaros a invertir vuestro tiempo en aquellos o aquello que os haga felices. Por tanto, no tengáis miedo de hacer uso de «los botones» de bloquear o ignorar. Usarlos no os hacen peores personas. Vuestra salud mental os lo agradecerá. No dediquéis tiempo a aquellos o aquello que no os hace feliz u os crea malestar. La vida es muy corta y no merece la pena. Mejor emplear ese tiempo en lo que os gusta.

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
46 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios