Historia de una pandemia según Ilde – Parte 1

Esta es una de las entradas que más nos ha costado escribir. Y aunque sabemos que llega un poco tarde, no hemos tenido fuerzas para hacerlo antes. Supongo que al final de la misma podréis entender los por qués.

¡Aprovecha las mejores ofertas del BLACK FRIDAY!

Como probablemente sabréis, nosotros apostamos por un cambio de vida importante a principios de este 2020. Dejamos una situación muy cómoda económicamente hablando para cumplir uno de nuestros sueños: vivir en la ciudad que siempre teníamos claro que queríamos como residencia permanente.

historia de una pandemia

Pues bien, la vida es, muchas veces, muy caprichosa, y por mucho que uno se empeñe en tomar un camino y hacerlo todo bien para alcanzar un objetivo, la vida va a su bola. Y en este caso no iba a ser diferente. Lo que el 2020 nos tenía preparado dista muchísimo de cómo habíamos imaginado que sería nuestra nueva vida.

Antes de meternos en faena, somos muy conscientes que contando lo que vamos a contar, vamos a dar salsa a haters y trolls, pero como sabemos que lo necesitan para poder seguir con sus vidas…¡qué os aproveche!

Por último, comentar que ésta es la primera de una serie de entradas que en su conjunto contarán lo que hemos vivido en los últimos meses. Iremos sacando 1 a la semana, como con los famosos fascículos coleccionables. Todavía no sabemos cuántas serán.

Ahora sí, al turrón.



Los comienzos

La mudanza fue bastante bien, la verdad. Con la ayuda de nuestros padres, todo se hizo muy rápido y fácil.

Tuvimos suerte con el piso ya que encontramos uno bastante barato para la zona en la que queríamos. De hecho, era el más barato de todos lo que habíamos visto. Íbamos a pagar solo un poquito más que lo que estábamos pagando hasta ahora en otra ciudad bastante más pequeña que Málaga.

Dimos por hecho que tenía que tener algún pero gordo debido a la gran diferencia con respecto a lo que había en el mercado, pero casi 9 meses después, quitando algunos vecinos ruidosos, tampoco es para tanto.

Nos hicimos rápidamente con la ciudad, entre otras cosas, porque yo la conocía bastante bien. Pero bueno, una panadería aquí, carnicería, pescadería, Mercadona…Todo controlado.

El nuevo trabajo

Y llega la hora de empezar a trabajar. 7 de Enero (me temo que las fechas son importantes en esta historia).

Llego a la oficina a la hora que me indicaron y antes de firmar el contrato, me dice Recursos Humanos que mi jefa (aquí ya no se llaman managers, se llaman jefes) quería cambiar mi rol de trabajo. Pregunto y me dicen que en lugar de Business Analyst (para lo que me habían contratado) quiere que sea Head of Product and Business Analysis. De lujo, un ascenso nada más llegar. Y sin pedirlo.



Llega mi jefa, me lo explica y me dice que, evidentemente, mi sueldo no es acorde al nuevo rol, pero que cuando se hagan las revisiones (a los 6 meses) pues lo adaptarán. Vaya, parece que 2020 va a ser nuestro año, pensé.

Me enseñan mi escritorio y me dan mis credenciales de acceso. Entro y empiezo a ver cosas raras. Es una empresa que se dedica a deportes virtuales cuyo principal mercado es Nigeria y no opera en España, pero el 95% de la documentación (técnica, requisitos, historia de usuario, comunicaciones oficiales…) está en español.

Pasan los días y empiezo a ver el funcionamiento de la empresa. Un caos. No hay procesos, no hay apenas separación de roles, no hay consistencia por ninguna parte. Creía que era una empresa consolidada. Bueno, supongo que me han dado el rol de Head Of para corregir eso.

De primeras tengo 4 Product Owners reportando a mí. Cada uno hace una cosa diferente y de una manera diferente. El rol de PO se ha convertido en «chico para todo».  Los equipos acaban de empezar a trabajar en Agile y les está costando la vida. Pronto descubriré por qué. Hay mucho trabajo que hacer.

Cotilleos

Pero lo que más sorprende no es eso. Lo que más me llama la atención es el nivel de cotilleos, rumores y salseo que hay en la empresa. La verdad es que había olvidado lo que era trabajar en una empresa española jejeje.



Lo más grave no es eso, lo más grave es que hay unas peleas internas descomunales. La jefa de la oficina de Málaga me cuenta que la critican por ser mujer 🤷. Que hay mucho cotilleo de que despidieron a uno por la cara (lo llegué a escuchar de parte de trabajadores) cuando al parecer se pasaba el día con el Whatsapp y no estaba haciendo su trabajo. Veo muchos follones de los que no quiero tomar parte ni bando, así que los esquivo como puedo.

Tengo la sensación que esta mujer me ha contratado para conseguir apoyos. Me centro en mi trabajo.

Mientras más tiempo pasa y más conozco la empresa, más me doy cuenta que un nuevo rol como Business Analyst no tiene ningún sentido. Todo eso ya lo hace el Product Owner (para bien o para mal). Es más, intentar hacer la separación de tareas entre roles es una pesadilla. Cuando no es que los POs no entienden cuales serían sus nuevas funciones, es que alguno de ellos no quiere dejar de hacer ciertas tareas que debería hacer el BA. Y esto no es nada bueno para mí, claro.

Entrevistas

Una de mis funciones es crear un equipo con 3 o 4 BAs. Uno para cada pod (equipo vertical de trabajo). Me llegan curriculums y yo hago las entrevistas. Sigo pensando que no hay sitio para meter un BA en el equipo porque tienen todas las tareas cubiertas por los PO y los Scrum Masters, pero como a mí me pagan por trabajar, pues trabajo.

Entrevisto a 2 chicas, de las cuales una me gusta y le digo a mi jefa que le hagan una oferta. Se la hacen y la chica acepta tras una pequeña negociación. Empezará a primeros de Marzo. A la otra la descarto porque la prueba técnica que ha hecho y que yo mismo he preparado ha sido un desastre.



Entrevisto a otro chico al que ya conozco por haber trabajado con él anteriormente y aunque me gusta para el puesto, la empresa y él están lejísimos económicamente, así que mi jefa decide no hacerle oferta. Sigo buscando.

Estamos a principios de Febrero y se acerca el ICE. A todo esto, sigo esperando que me den el portátil que deberían haberme dado el primer día. Están tan liados con el ICE que todo lo que piden es para el evento, así que estoy haciendo mi trabajo lo mejor que puedo teniendo los medios que tengo.

ICE

El ICE es el evento más importante para la empresa. Para el que no lo sepa, el ICE es la feria internacional del Gaming donde las empresas del sector van a presentar sus novedades para captar clientes e inversión. Esta empresa en concreto depende en un porcentaje altísimo de este evento. Más de la mitad del año se trabaja para este evento.

Perfecto, he entrado en la mejor época. Prisas, nervios, tensión, presión… Lo puedo notar en cada reunión. Por que esa es otra, no he tenido más reuniones en mi vida. Me paso las horas de reunión en reunión. La gran mayoría innecesarias. ¡Qué manera de perder el tiempo! Además son súper irrespetuosos: siempre tarde, conversaciones en paralelo todo el rato, repetición de las cosas una y otra vez…Un desastre.

Como decía, la tensión se nota en cada reunión. Malas contestaciones, gritos, malas caras, sarcasmo, chulería…Un espectáculo. Puedo ver perfectamente 2 bandos claramente diferenciados. Mi jefa (y la de todos en la oficina de Málaga) y 2 trabajadores que llevan muchísimo tiempo en la empresa. Uno de ellos bastante prepotente, por cierto (pasa de ir a reuniones importantes porque sí, llega a la hora que le da la gana, no contesta emails porque no le da la gana…una joyita.).



Pasa el ICE (4-6 de Febrero) y todo parece ir bien. El evento ha sido un éxito para nosotros (o eso dicen los enviados al evento, los 2 trabajadores famosos). En la primera reunión post-ICE vuelven a saltar chispas entre la jefa y uno de ellos (el no prepotente). Ella le habla de muy malas maneras y a voces. Él muy tranquilo y sosegado. Se muerde la lengua.

Escalofríos

A todo esto, sigo sin entender cómo es posible que esta empresa gane dinero y quiera tener un departamento de Business Analysis, pero, nuevamente, no me pagan por opinar, sino por trabajar. Además, eso iría en contra de mi puesto de trabajo.

Lunes 10 de Febrero. A eso de las 12 de la mañana aparece mi jefa en nuestra sala de trabajo y empieza a dar dos besos a cada uno. Se irá de vacaciones, pienso yo, pero es una forma rara de irse de vacaciones. Cuando llega a mi altura dice en voz alta que ha sido un placer trabajar con nosotros y que se va. Que le ha dicho a los dueños de la empresa que si no están contentos con su trabajo, que la echen. Y la han despedido.

Da la casualidad que en esa misma sala se encuentran los 2 trabajadores famosos. Es a los únicos a los que no se acerca. Es más, le dedica unas palabras: «Ya habéis conseguido lo que queríais«. Los otros dos se ríen y le responden de manera sarcástica: «Buena suerte Pepa» (nombre ficticio). Es evidente que es lo que estaban buscando y que no pueden estar más contentos.

De repente un escalofrío recorre todo mi cuerpo. Tengo un muy mal presentimiento. Llamo a Sheila: «Sheila, tengo miedo«.



Despedida

Hasta aquí esta primera entrega de lo que será una saga. Esto no ha hecho nada más que empezar, así que, poneos cómodo porque hay mucha tela que cortar.

Solo comentar que esta saga cuenta mi visión personal de estos meses. La forma en la que yo me sentí y mi punto de vista. Empecé a escribir todo en una entrada intentando recordar cómo me sentía exactamente en el momento que cuenta la historia. Me salió un texto súper largo y por eso he decidido hacer varias entregas.

Sheila tiene pendiente hacer una entrada contando sus sensaciones y sentimientos durante este tiempo, para dar su propio punto de vista y visión. Habrá muchas cosas que serán iguales y que por tanto tratará de omitir para evitar ser repetitiva. Pero para esto aún habrá que esperar unas semanas.

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
31 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios