Cambio de rumbo en el blog

Esta entrada va a ser algo diferente a lo que hemos ofrecido hasta ahora. Sin embargo, será la tónica a partir de ahora.

Nos gusta mucho currarnos las entradas, solo hay que echar un vistazo a cualquier «tutorial» que hemos hecho para darse cuenta. Sin embargo, últimamente hemos perdido la fuerza y la ilusión por lo que hacemos. No nos malinterpretéis, la estrategia y el camino va bien, muy bien. De hecho, nos va genial. Así que no se trata de ninguna duda con la estrategia ni nada parecido.

Se trata de disfrutar de lo que hacemos. Hasta ahora ha sido así, pero estamos en un punto en el que el trabajo necesario para mantener un blog así, no nos merece la pena. Por que sí, parece que no cuesta trabajo. Que es ponerse a escribir 4 líneas y ya. Y nada más lejos de la realidad. Requiere mucho esfuerzo y sobre todo tiempo.



Fuera obligaciones

El tener que sacar una entrada semanal nos mete una presión que ahora mismo no podemos soportar.

Bien es cierto que esa «regla» nos la hemos auto-impuesto nosotros, sin embargo, no estamos siendo coherentes con lo que estamos persiguiendo. Estamos en el camino hacia la IF. La independencia financiera. Es decir, ser dueños de nuestro tiempo. Hacer lo que nos dé la gana, cuando nos dé la gana y cuando nos dé la gana.

Obligarnos a publicar una entrada semanal no cuadra con esta estrategia. Y el problema es esa palabra: obligarnos. Antes lo hacíamos por gusto, por diversión. De un tiempo a esta parte se ha convertido en una obligación. Y eso se ha notado. No solo en nuestro ánimo, sino también en las visitas y comentarios.

Y no es porque queramos tener el blog más visitado de la red. Es porque hay que ser objetivos y honestos y darse cuenta que lo que haces ya no interesa a la gente o al menos no tanto como antes. Hay que hacer auto-crítica y ver qué ha pasado. Tomar un poco de distancia y analizar la situación.

Además, a esto se le une la pérdida de ilusión y la sensación de obligación y ya tienes el cóctel perfecto. Seguramente lo segundo sea causa de lo primero y no al revés. Es lo que vamos a tratar de averiguar.

Pocas críticas, mucho ruido

Por otro lado se unen las críticas recibidas.

Nos consideramos, o al menos eso creíamos, un blog honesto, transparente y sincero. Algo debemos estar haciendo mal cuando no todo el mundo tiene esa sensación.

Sin embargo, si lo pensamos fríamente y con objetividad. Somos de los muy pocos poquísimos de la comunidad que damos tantos datos. No nos escondemos, publicamos absolutamente todas nuestras operaciones (nos pedisteis que en lugar de esperar a la entrada para hacerlas públicas, lo hiciéramos en Twitter. Y accedimos muy rápidamente), la tasa de ahorro, los dividendos, nuestra cartera, mostramos nuestro día a día en Instagram, nuestros nombres… Pocos son más transparentes que nosotros. Sin embargo, parece no ser suficiente.

La gente siempre quiere más: cuánto vale tu cartera, cuánto has invertido este año, cuánto cobras al mes, cuánto cobras de dividendos…



Cambio de rumbo en el blog

Dicho esto, hemos decidido tomarnos un descanso. Es nuestro blog y no tenemos por qué tener ningún tipo de obligación.

Así que, seguiremos publicando pero cuándo y cómo nos apetezca. Seguiremos compartiendo nuestro progreso. Seguiremos haciendo los resúmenes mensuales y publicando nuestras compras. Y, cuando lo consideremos, entradas extra. Pero sin obligaciones. Sin horarios. Sin formato definido.

No se trata de desaparecer. Se trata de darnos un respiro. Intentar recuperar la ilusión y coger fuerzas. No tomarnos esto tan en serio.

Seguiremos, por supuesto, contestando emails (nos llegan muchos y respondemos a todos), comentarios, mensajes privados…

¿Cuestión de dinero?

Y antes de que alguno salte, lo decimos nosotros. No se trata de una cuestión de dinero. Hemos rechazado muchísimas propuestas: desde artículos promocionales pagados, a banner de brokers que no van con nuestra estrategia (eToro, por nombrar uno), entrevistas o colaboraciones muy lucrativas para nosotros que hemos rechazado por principios y por no ir con la esencia del blog.

Los anuncios apenas dan para cubrir los gastos de mantenimiento. Es más, dejar de publicar semanalmente nos perjudica económicamente, porque eso se traduce en menos visitas, luego menos impresiones de los anuncios y por tanto menos clicks potenciales. Así que, es más que evidente que el tema económico no tiene nada que ver.

Flexibilidad

Ahora entendemos que muchos blogs no lleguen al final. Es muy complicado poder publicar una entrada semanal con contenido de calidad.

Evidentemente, podríamos publicar una semanalmente contando cómo nos ha ido durante la semana, pero entonces muchas de ellas serían de 3 párrafos. Ojo, hay gente que lo hace y olé por ellos. Nosotros nos caracterizamos por otras cosas.

Nosotros vamos a seguir nuestro camino como hasta ahora. Lo único que cambia es la periodicidad y forma de contarlo. Que insistimos, no sabemos si será por un tiempo o permanente. Iremos viendo con el paso del tiempo. Seguramente haya épocas en las que tengamos más cosas que contar y otras que menos, pero esto es lo que nos pide ahora el cuerpo, flexibilidad.



Despedida

En resumen, nos sentimos agotados y algo quemados por tener la obligación de tener que publicar algo con un mínimo de calidad cada semana.

Por mucho que nos esforcemos, es muy complicado sacar un artículo decente (no unos cuantos párrafos sin más, eso lo hace cualquiera) cada 7 días. No queremos que esto se convierta en un blog de refritos más. Si no tenemos algo decente que publicar, preferimos no hacerlo, aunque esto nos perjudique de una forma u otra. Esperamos que lo entendáis.

Además, a esto se une que últimamente las entradas no han tenido la repercusión que esperábamos. Quizá esperábamos demasiado, puede ser. Por eso necesitamos dar ese paso atrás y coger perspectiva.

Os recomendamos encarecidamente, ahora más que nunca, que os suscribáis al blog o nos sigáis en Twitter para enteraros de cuándo publicamos. Ya no os va a valer con entrar cada martes para leer la entrada semanal jejeje. Ojalá que esta distancia que vamos a tomar, nos sirva para volver a recuperar la ilusión por el blog y podamos volver a las entradas semanales. O no, quién sabe. Lo mismo este nuevo rumbo os gusta más, tiene mejor acogida y todos salimos ganando.

Nos da mucha pena tomar esta decisión, pero creemos que es lo mejor para el blog y sobre todo, para nosotros mismos. Tenemos que ser un poco egoístas aquí y pensar en nuestro bienestar.

Por último pero no por ello menos importante, queríamos daros las gracias por todo el apoyo que recibimos que es mucho y muy bueno.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
81 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios