Cómo meter los Dividendos en la declaración de la renta

Continuamos con nuestra serie de artículos sobre fiscalidad. Tras haber visto la fiscalidad de las cuentas multidivisa y de los dividendos extranjeros, es hora de meterse en harina y ver cómo se meten los dividendos en la declaración.

Aprovechando que ya es posible consultar el borrador y enviarlo, hemos decidido darnos prisa para que tengáis tiempo de sobra y no os coja el toro. Recordad que este artículo es una revisión del publicado el año pasado.

Sin más dilación, al turrón.

*Aviso: no somo expertos fiscales ni esto es un asesoramiento fiscal de ninguna índole. No nos hacemos responsables del uso que hagas de la información aquí descrita. Es responsabilidad tuya comprobar los datos que aquí damos. El último y único responsable de tu declaración eres tú mismo. 


Añadiendo los dividendos

Lo primero que tenemos que hacer es añadir todos los dividendos a nuestro borrador. Este año la casilla ha vuelto a cambiar (qué manía…) y ahora es la 0029. La podréis encontrar en la página 6, bajo B. Rendimientos del capital mobiliario –> Rendimientos del capital mobiliario a integrar en la base imponible del ahorro.

Si usáis un broker que deposite los valores en España tipo ING o Self Bank, estos datos habrán sido incorporados al borrador automáticamente. Si tenéis brokers que no depositan los valores en España tipo DeGiro o Interactive Brokers, éstos no aparecerán y tendremos que añadirlos nosotros.

En nuestro caso tenemos ING, Self Bank e Interactive Brokers. Así pues, solo nos aparece la info de ING y Self Bank, pero no de IB.

Aunque no tengáis brokers “extranjeros”, es vital que comprobéis que los datos son correctos. No sería la primera vez que algún broker comete un error o pasa información inexacta. Y tanto si es a favor como en contra nos puede suponer un gran problema. Por eso siempre recomendamos llevar nosotros mismos las cuentas y nunca confiar todo al broker.

Pinchamos en el lápiz y se nos abre una pantalla como ésta:

¿Qué tenemos que meter aquí?

Muy sencillo.

  • Ingresos íntegros: Suma de todos los dividendos recibidos. Extranjeros y Españoles. En euros y cantidad bruta.
  • Retenciones: la retención practicada en destino. Extranjeros y Españoles. En euros. Esto es, a los dividendos brutos recibidos en origen, hay que aplicarle la retención en origen: 15% USA y Holanda, 26,375% Alemania, 0% UK. Lo que queda, es el neto de origen, y a lo que hay que aplicarle el 19% de retención de destino. Tenéis un ejemplo bastante explicativo aquí. Ahora veremos un ejemplo de todos modos.
  • Gastos de administración y depósito: aquí se puede poner la suma de todos las comisiones de custodia o cobro de dividendos (si habéis tenido). En esta casilla se puede meter la comisión mensual obligatoria de Interactive Brokers (ojo, solo aquella cantidad de los 120$ que no habéis utilizado) o la de conectividad de DeGiro, por ejemplo.

Ejemplo simple para broker “español”

Supongamos que cobramos los siguientes divis brutos en un broker “español” tipo ING o Self Bank:

  • España: 1.000€
  • USA: 700€
  • UK: 300€
  • Alemania: 500€

¿Cómo deberíamos rellenar la casilla 0029?

  • Ingresos íntegros: 1.000 + 700 + 300 + 500 = 2.500€
  • Retenciones: este es menos fácil:
    • España: 1.000 * 0,19 = 190€.
    • USA: 700 * 0,15 = 105€ (recordad que es retención de ORIGEN, esto es, un 15%).
    • UK = 0€ (UK no retiene de ORIGEN).
    • Alemania = 500 * 0,26375 = 131,875€.
    • Retención de Destino (una vez tenemos lo que nos retienen en Origen, hay que aplicar el 19% a lo que nos queda): 700 + 300 + 500 – 105 – 0 – 131,875 = 1.263,125 * 0,19 = 239,99€ (esta es la retención de Destino a los divis extranjeros).
    • Sumamos todas las retenciones: 190 + 239,99 = 429,99€
  • Gastos de administración y depósito: 100€ (supongamos que no hemos hecho compras en IB y nos han cobrado íntegramente los 120 dólares de custodia y eso son 100€).

Eso es todo. Como vemos, bastante sencillo hasta el momento…¿no?

Si solo has cobrado dividendos españoles, tus obligaciones con Hacienda en cuanto a divis acaban aquí. Si has cobrado dividendos fuera de España, entonces aún nos queda un pequeño paso más.



Doble Imposición Internacional

Si hemos cobrado dividendos extranjeros debemos meter los datos para recuperar la doble tributación si tenemos broker “español” o pagar lo que nos hemos ahorrado si tenemos un broker “extranjero”.

Para ello debemos irnos a la página 31 del borrador. Sección M. Cálculo del impuesto y resultado de la declaración –> Cuota resultante de la autoliquidación

Nos vamos abajo del todo de la página y vemos lo siguiente:

La casilla en cuestión es la 0588 – Deducciones por doble imposición internacional, por razón de las rentas obtenidas y gravadas en el extranjero. Pinchamos en el lápiz para introducir los datos.

dividendos en la declaración de la renta

Pinchamos en el lápiz de Rentas incluidas en la base del ahorro. Se nos abrirá una pantalla como esta:

¿Qué tenemos que meter aquí?

  • Rendimientos netos reducidos del capital mobiliario obtenidos en el extranjeros incluidos en la base del ahorro: son los dividendos extranjeros brutos sujetos a retención de origen. Es decir, la suma de todos los dividendos extranjeros brutos menos los de UK (o cualquier otro cuya retención de ORIGEN sea 0). En Euros.
  • Impuesto satisfecho en el extranjero: los impuestos pagados en el extranjero hasta un máximo del 15% (por el tratado de doble imposición). Para USA y Holanda sería todo ya que retienen de origen el 15%, pero para Alemania solo podríamos meter el 15%, no el 26,375% que actualmente retienen de origen.

Siguiendo nuestro ejemplo

Recordemos que supusimos que habíamos cobramos los siguientes divis brutos en un broker “español”:

  • España: 1.000€
  • USA: 700€
  • UK: 300€
  • Alemania: 500€

¿Cómo deberíamos rellenar la casilla 0588?

  • Rendimientos netos reducidos del capital mobiliario obtenidos en el extranjeros incluidos en la base del ahorro: 700 + 500 = 1.200€
  • Impuesto satisfecho en el extranjero: para este hay que hacer algún cálculo sencillo extra:
    • USA: 700 * 0,15 = 105€
    • UK = 0€ (UK no retiene de ORIGEN).
    • Alemania = 500 * 0,15 = 75€ (aunque Alemania retiene el 26,375% de origen, solo podemos indicar el máximo del convenio de doble imposición, esto es el 15%).
    • Sumamos todo: 105 + 0 + 75 = 180€

Y aunque os parezca increíble ya hemos acabado. No hay que hacer nada más. De verdad.


Ejemplo teniendo broker “español” y “extranjero”

Vamos a ver ahora cómo habría que hacer la declaración teniendo un broker “español” y otro “extranjero”.

Vamos a suponer que las acciones Españolas están en un broker “español” (ING por ejemplo) y las extranjeras en un broker “extranjero” (Interactive Brokers por ejemplo). Además, suponemos las mismas cantidades:

  • España: 1.000€
  • USA: 700€
  • UK: 300€
  • Alemania: 500€

Comencemos:

Casilla 0029

  • Ingresos Íntegros: 1.000 + 700 + 300 + 500 = 2.500€
  • Retenciones: este es más fácil que en el ejemplo anterior:
    • España: 1.000 * 0,19 = 190€.
    • Como las extranjeras las tenemos en Interactive Brokers y no hemos pagado ninguna retención en destino (esto es en España), no metemos nada de esto.
    • Total = 190€
  • Gastos de administración y depósito100€ (supongamos que no hemos hecho compras en IB y nos han cobrado íntegramente los 120 dólares de custodia y eso son 100€).

Y ya está. Todavía más sencillo.

Casilla 0588

Esta casilla es exactamente igual que en el anterior ejemplo, ya que lo que el programa nos pide en esta casilla es los dividendos que hemos cobrado en el extranjero y que están sujetos a retención de origen (USA, Alemania, Holanda, Francia, Portugal…) y además, los impuestos que hemos pagado en el país de origen.

Debemos rellenar esta casilla sí o sí porque de no hacerlo, el programa te aplicará el 19% de retención al ver que no has pagado nada en impuestos y por tanto estarías pagando realmente el doble (en realidad estarías pagando el 15% del tratado de doble imposición dos veces, que es justamente lo que queremos evitar rellenando esta casilla).

Ejemplo teniendo broker “extranjero”

Si tenemos toda nuestra cartera en un broker extranjero (Interactive Brokers por ejemplo), habría que meter los datos exactamente de la misma manera que hemos visto en el ejemplo anterior.

Hay que tener en cuenta que la retención de Origen y Destino en una empresa española para un residente fiscal español, coinciden. Es la misma. Por tanto tenemos que seguir el mismo proceso que el ejemplo anterior para meter los dividendos en la declaración.

Llevar nuestro propio registro

Lo hemos dicho en innumerables ocasiones, es fundamental llevar nuestro propio control sobre todo lo que hacemos, dividendos incluidos.

Aunque nos fiemos del broker ellos no son responsables de firmar nuestra declaración de la renta. Pero aunque lo fueran, personalmente, creemos que igualmente hay que llevar un control para saber si nos están reteniendo bien o estamos pagando de más. Es nuestro dinero y nuestra estrategia se basa en los dividendos. Tenemos que asegurarnos que cada euro que nos corresponde entra en nuestra “hucha” y no en la del broker o Hacienda.

Dicho esto, si tienes un broker “español” (“español” = deposita los valores en España) como ING o Self Bank, ellos pasarán toda la información fiscal a Hacienda y te aparecerá en el borrador, pero esto no significa que la información sea correcta. Llevar un control en una hoja de excel (o similares) nos ayudará a detectar posibles fallos y a estar muy tranquilos con lo que hacemos.

Si tienes un broker “extranjero” (“extranjero” = no deposita los valores en España) como DeGiro o Interactive Brokers, no pasarán información fiscal a Hacienda, por tanto tendrás que llevar un control sí o sí. Aunque el broker te dé unos extractos en los que aparece esta info, es de sobra conocido que, por ejemplo en DeGiro siempre bailan unos decimales con los dividendos (debido a que prestan tus acciones y demás).

Además, tener una hoja de excel que recoja estos datos (te vale con fecha, importe bruto en moneda local y tipo de cambio a euros como parámetros de entrada) te permite hacer todos estos cálculos de una manera super sencilla y rápida. Solo hay que usar unas cuantas fórmulas y listo. Te pegas un curro interesante un par de tardes, pero te olvidas el resto de años (hasta que nuestros queridos políticos decidan cambiar las reglas del juego una vez más, claro).

Despedida

Meter los dividendos en la declaración de la renta es sencillísimo.

Lo más complicado (que tampoco) es llevar un control de los mismos. El que más y el que menos seguro que lleva un cierto control de los dividendos que cobra. Por tanto, el 95% del trabajo ya lo tenemos hecho. Ahora solo faltaría hacer un par de cálculos más para obtener los datos que Hacienda necesita. Lo mejor de todo es que esto es un proceso automatizable, por tanto solo requerirá el esfuerzo una vez.

Y vosotros…¿Tenéis dividendos extranjeros que incluir? ¿Los tenéis en brokers “españoles? ¿Comprobáis que los datos han sido aportados correctamente?

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

¿Te gustaría que siguiéramos haciendo artículos de este estilo? Ahora puedes colaborar al mantenimiento del blog con una donación. ¡Gracias!

Cómo meter los Dividendos en la declaración de la renta
4.8 (95.12%) 86 votos

185
Deja un comentario

avatar
51 Comentarios
134 Respuestas
6 Seguidores
 
Mejor Comentario
Comentario más activo
54 Comentaristas
Invirtiendo Poco a PocoJesusAlejandroJose CazorlaMoimeme Comentaristas Recientes
  Suscribirme  
Avísame de
Jesus

Hola! Gracias por el post, muy bueno.
No obstante tengo una duda. En mi caso tengo dividendos de acciones tanto españolas como extranjeras en IB.
En ese caso, en la sección retenciones de la casilla 0029, tengo que sumar las retenciones de los dividendos de acciones españolas? Tengo claro que las retenciones de los dividendos de acciones extranjeras no, porque no ha llegado nada a la hacienda española, pero me queda la duda sobre las acciones españolas en broker extranjero.
Espero haberme explicado bien.
Muchas gracias. 🙂