La tranquilidad de lo invertido

Sí, como ya sabéis, estamos en una nueva ciudad. Una más grande, con más oferta en general y con mejor calidad de vida. Nuestro sueño hecho realidad. Un paso más en nuestro proyecto de vida. Sin embargo, financieramente hablando no todo es tan idílico.

Cambio en nuestra economía doméstica

Como hemos dicho ya en alguna ocasión, este cambio de vida ha supuesto sacrificar nuestros cómodos ingresos en cuando a sueldo. El sueldo de Ilde se ha visto mermado con el cambio. Yo he dejado mi trabajo con lo que eso conlleva.

Por primera vez en mi vida estoy realmente en paro. Exceptuando algún verano en el que la academia donde estuviera cerrara. Pero esto no cuenta porque en dicho caso siempre he tenido alumnos por mi cuenta. Nunca he estado sin ningún plan B. Así que me he visto dejando la academia donde tan a gusto estaba, y en una época malísima para encontrar trabajo en mi sector. Los cursos empezados, poco movimiento de alumnos nuevos y por lo tanto cursos que se abren y todo el profesorado cubierto. He tenido un par de entrevistas. Y estoy a la espera de que una de las academias me contacte en cuanto tengan un número decente de horas reunidas que ofrecerme.

Esto es bueno. Aunque empiece con poquitas horas (cosa normal en este mundo cuando no saben cómo trabajas) me va a dar la oportunidad de empezar de cero y poder ascender sobre todo de cara al nuevo curso escolar en Septiembre. Estoy contenta porque me ha gustado mucho el sitio. Por lo que veo tienen un sistema de trabajo que se asemeja a lo que yo hago. Ahora bien, aún nada es seguro. Y yo no me llevo muy bien con la incertidumbre. Incertidumbre de cuándo me avisarán. Dudas de si empiezo a buscar en otro sector.



Dividendos = tranquilidad

Si bien esto de quedarse en paro le puede pasar a cualquiera, me siento una privilegiada. No todo el mundo conoce esto de la inversión. Nosotros mismos hace apenas unos años no sabíamos cuánto de seguros nos sentiríamos gracias a lo invertido.

Siempre decimos que lo importante es disfrutar del camino. Y predicando con el ejemplo, ya que el dinero no lo es todo, decidimos mudarnos a Málaga aún sabiendo que nos esperaría un tiempo de apretarnos el cinturón. Sin embargo, hasta ahora (aunque aún es pronto para hacer cualquier análisis) mi paro y la bajada de sueldo de Ilde no nos ha supuesto un cambio en nuestro estilo de vida. Esto se debe a que no somos de tirar la casa por la ventana.

También a la ayuda del cobro de dividendos. La tranquilidad de tener unos ingresos extra en esta situación es muy reconfortante. Es cierto que esos dividendos siempre los volvemos a reinvertir. Pero sabemos que si lo necesitamos ellos están respaldándonos. Y también es cierto, que con un sueldo más (mi trabajo) podríamos ahorrar más e incluso más rápido para nuestra nueva meta, pero mientras tanto haremos lo que podamos.

Si una persona sin conocimientos financieros se queda en paro probablemente lo pase peor. Si además esta persona no ha tenido una cultura de ahorro, ya apaga y vámonos. De igual modo, tener un dinero ahorrado en el banco es pan para hoy y hambre para mañana. El dinero va cada vez a menos. Tener ese dinero en el banco no te da nada. Sin embargo, como  sabemos por aquí, ese dinero invertido te da más rentabilidad, y para este tipo de situaciones es una ayuda, un seguro.

¿Vivir sin trabajar?

En alguna ocasión Ilde me ha dicho que quizás cuando seamos IF (si algún día lo somos) nos aburramos al no trabajar. Evidentemente, ser IF no implica dejar de trabajar, pero se podría dar.

Yo en estos días estoy comprobando que dado el caso yo podría dejar de trabajar y vivir de las rentas pasivas sin aburrirme. Siempre encontraría algo que hacer como lo estoy haciendo en estos días que estoy parada. Por el momento solo estoy yendo al gimnasio. Aunque me encantaría apuntarme a clases de salsa, viajar y conocer más la zona… Por el momento hay que ser cautos y consideramos que con la nueva situación económica no se puede hacer todo y tanto lo que nos gustaría.

No hemos dejado de salir a comer fuera, de hacer planes, ni de comprar ya algún que otro concierto de cara al verano. No obstante, mi situación es la siguiente. Y aquí hablo en singular porque esto me pasa en gran medida a mí y no a ambos. Llegas a un ciudad más grande y te deslumbras. Más restaurantes ricos que probar. Más oportunidad de ocio como conciertos, obras de teatro o salas de escape room. Muchas más tiendas y con más cosas chulas para volverte loca y renovar todo el armario.

Pero ante todo esto tengo que parar, frenar un poco y pensar con la cabeza fría. Hay que mantener la calma y pensar: ¿realmente necesito todo lo que veo y me apetece comprar solo por la novedad? ¿Tengo que ir a todos esos restaurantes como si fueran a cerrarlos de un día para otro? Y mi vena consumista vuelve a la calma.


Despedida 

Teniendo en cuanta esto último, una reflexión me viene a la mente. Una vez dejando de lado caprichos (más allá de los acostumbrados de vez en cuando) ¡Qué bien me siento de nuestra capacidad de ahorro! Sin dejar de disfrutar del camino, como podéis ver los que nos seguís en Instagram, claro.

Y para finalizar, me gustaría expresar aquí en esta comunidad y en público lo bien que me siento al haber descubierto la inversión en bolsa a largo plazo. Siempre soy consciente de ello. Pero ahora en esta situación de paro en la que me encuentro más aún. Por ahora no está cundiendo el pánico. Nuestro ahorro se verá dañado. No obstante, no nos vemos con cargas ni con deudas que pagar y con ausencia de ingresos. Así que algo habremos hecho bien.

Y vosotros, ¿habéis estado en paro alguna vez? ¿Cómo os habéis sentido? ¿Os sentíais respaldados por vuestra cartera y el cobro de dividendos?

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
15 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios