¿Por qué ser IF?

Hace bastantes semanas Ilde me preguntó por qué quiero ser independiente financiera (IF) y me dio la idea de escribir esta entrada.

¡30 días gratis de Amazon Prime Vídeo!
¡3 meses gratis de Amazon Music HD!

Parece mentira que hace apenas unos años no sabía ni lo que esto significaba. Y ahora es algo que influye en mi día a día de una manera increíble.

El simple hecho de invertir en bolsa y tener como objetivo alcanzar la IF me hace más llevadero esos días en los que una se levanta sin ganas de ir a trabajar o cuando vuelve a casa tras una dura jornada. A veces me sorprendo a mí misma preguntándole a Ilde qué sería de mi vida si no hubiera descubierto la inversión en bolsa. A ver, no estoy obsesionada, pero ya esto es un estilo de vida.



Tranquilidad

Lo primero que a todos nos viene a la cabeza cuando pensamos en ser financieramente independientes es la tranquilidad de no tener que depender de los ingresos de un trabajo para vivir.

Nada es seguro en esta vida. Por muy seguro que estés en un trabajo, por muy valorado y querido que te sientas y por muy bien que vaya este, hay que asumir que en un momento dado si hay que recortar de algún lado o tienen que prescindir de alguien y ese alguien tienes que ser tú, lo van a hacer. Cuanto antes asumamos que normalmente en un trabajo tú eres un simple peón, mejor.

Como algunos sabéis, por esta entrada, en la academia donde trabajaba anteriormente era poco menos que imprescindible. No solo era profesora de inglés sino que además era jefa de estudios. Me encargaba de la programación del curso. De hablar con los padres de toda la academia (fueran o no mis alumnos). Era la supervisora de los exámenes Trinity (eramos centro examinador) y no se movía nada (en cuanto a lo académico) sin que yo lo supiera. No obstante, cuando las cosas fueron mal por una mala gestión empresarial por parte de mi jefe, la que dejó de cobrar  y la que se tuvo que buscar la vida fuera de allí fui yo.

Por otro lado, ahora en verano, la academia donde estoy ha cerrado y por lo tanto me he quedado en paro. He solicitado la prestación por desempleo pero este no sustituye a un sueldo ni mucho menos.

Además, el primer cobro ha llegado un mes más tarde, lo que supone que he estado un mes entero sin ingresos (si no fuera por la ayuda de los dividendos…).

Esta incertidumbre de no saber si de un momento a otro te quedas sin trabajo, si tu empresa tiene que cerrar, si te someten a una reducción de horario o recorte de sueldo, es lo que quiero evitar a toda costa cuanto antes. Por ello, ser IF es una meta que algún día espero que alcancemos.



Independencia

El segundo punto que me viene a la mente es la idea de independencia.

Por un lado, aunque no siempre es el caso, no tener la necesidad de tragar a un jefe que no te valora, que te trata mal, o simplemente que no aguantas. Si bien esto nunca me ha pasado, conozco casos en mi entorno que es así, llegando a hacer de tu vida un auténtico infierno. Creo que por mucho que te guste tu trabajo, el hecho de saber que vas a trabajar solo por placer, hace que afrontes la jornada de manera diferente.

Ya no es solo que no estés a gusto en tu puesto o que odies a tu jefe. Puede ser que simplemente no te agrade el horario que tienes. Yo tengo un trabajo donde, desgraciadamente, la mayor carga se concentra por las tardes.

Sueño con tener las tardes libres en un invierno donde después de comer apetece quedarse en casa mientras llueve y no tener la obligación de ir a clase. Me gusta mi trabajo, pero es precisamente eso, un trabajo, lo cual es igual a obligación.

Si fuera IF, quizás no dejaría de trabajar, pero podría tener una reducción de jornada o buscar un trabajo con menos horas y menos remunerado, pero con un horario de mañana. Esto me permitiría estar más contenta en mi día a día, disfrutar de mis hijos cuando los tenga y poder dedicarme tiempo a mí misma.

Jubilación

Es una realidad que el sistema para la pensión de jubilación no se sustenta. No hay tanta población joven (y además activa) cotizando como para cubrir los gastos que suponen las pensiones de una sociedad cada vez más envejecida. Tengo claro que no quiero tener una vida precaria como mis padres a una cierta edad.

Mi padre de 61 años lleva unos años en paro. Con la edad que tiene no lo contratan en ningún sitio. Después de una vida entera trabajando recibió un poco de paro y ahora vive con una ayuda de 400 euros hasta que pueda jubilarse. Queriendo ser precavido se abrió un plan de pensiones para evitar precisamente esta situación. No obstante, con estos ingresos dejó de aportar dinero y lo tiene congelado y sin poder hacer uso de su modesto ahorro. De hecho, para nuestra boda, decidieron sacar unos 1000 euros del plan de pensiones para los posibles gastos que pudieran tener, por los cuales les cobraron un penalización.

Viendo esto en mi propia familia, donde se las ven y se las desean para llegar a fin de mes, he llegado a una conclusión. No puedo depender del estado para poder vivir dignamente el día de mañana. Lo que quiero me lo tengo que ganar yo. No confío en el sistema. No me conformo con una vida entera trabajando y acabar haciendo malabares cuando me jubile.

Legado

Algún día me gustaría ser madre. Si eso pasa, me encantaría en primer lugar enseñarle a mi hijo/a todo lo que su padre y yo sabemos sobre finanzas. Queremos que tenga los suficientes conocimientos para tener una vida cómoda. ¿Quién no querría eso para su descendencia? No sé si el día de mañana tendré algún inmueble que dejarle. Lo que sí que pretendo es que en un futuro herede los conocimientos necesarios y una buena cartera con unos dividendos que se sustenten con el tiempo.



Despedida

Estas son todas las razones por las que anhelo un futuro independiente financiero. Por las que ser if.

No solo para dejar de trabajar cuando lo considere necesario, sino para quitarme presión y quizás ¿por qué no probar otro trabajo completamente distinto por el simple hecho de experimentar y no temer no dar la talla?

No me preguntéis por qué pero siempre he soñado con trabajar en una librería. Nunca lo he probado porque no voy a arriesgar mi futuro profesional dejando un trabajo que tengo, por probar que tal me iría en otro que quizás solo sea una fantasía y que a la hora de la verdad no sea tan ideal como yo pensaba y quedarme sin ni uno ni el otro.

¿Y vosotros? ¿Buscáis también la IF? ¿La habéis alcanzado ya? ¿Qué razones tenéis para perseguirla?

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
28 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios