Publicidad en el blog, ¿por qué?

Alguna vez lo hemos comentado en alguna que otra entrada. Es evidente y obvio que tenemos publicidad en el blog. No la ocultamos. Pero esta vez os queríamos contar el por qué la tenemos. O más bien, el qué veríais de no tenerla.

¡Apovecha las mejores ofertas disponibles solo por tiempo limitado!

Además, nos interesa muchísimo vuestra opinión al respecto. Así que, cualquier comentario que nos queráis hacer será más que bienvenido.

Un ejercicio de transparencia

Si por algo nos hemos caracterizado siempre, o al menos eso queremos creer, es por la transparencia. Lo hemos dicho muchas veces: nuestra cartera es pública. Los ingresos por dividendos también. No hacemos ninguna operación, ya sea de compra o venta, sin que lo sepáis. Cada vez os contamos más de nuestro pasado y vida privada. Ahora además tenemos un perfil de Instagram dedicado casi en exclusividad a nuestra faceta personal.

El contaros hoy esto no es para pedir nada (además de que no es nuestro estilo, va contra las normas). Es porque nos gustaría que os pusierais en nuestra situación y entendierais mejor el por qué tenemos publicidad en el blog. Es ser más transparentes en este aspecto.




Poca publicidad y no invasiva

Consideramos que la publicidad que se muestra en este blog es la mínima que se podría esperar. Dos tipos de banners. El de la barra de la derecha, justo por debajo del formulario de suscripción. Y el de los  artículos. Uno al principio, otro al final y, dependiendo de la longitud del artículo algún otro entre medias.

Consideramos además, y corregidnos si estamos equivocados, que ésta no es invasiva. Se «camufla» bastante bien con el entorno del blog. Tanto en tamaño como en aspecto.

No tenemos popups molestos que te saltan a menudo para tratar de ganar clicks. No son buena práctica, no son user-friendly y son muy molestos. No los queremos y no creemos que nos merezca pena molestar a nuestro bien más preciado. [email protected]

Todo el contenido es gratis

Todo el contenido de este blog, ya sea muy, un poco o nada útil, es gratis para todo el mundo. No hay contenido para usuarios premium, ni suscripciones, ni venta de cursos/libros, ni condiciones (en plan, suscríbete ahora y recibe mi libro). Todo el mundo tiene acceso a todo sin pagar un sólo céntimo o sin tener que cumplir algún tipo de requisito (ni siquiera registrarse).

Hay gastos que cubrir

Para los que tengáis un blog o página web, nada nuevo a descubrir. Para los que no: dominio, hosting, seguridad, plugins…

Crear contenido de más o menos calidad consume tiempo. Tenemos que tener en cuenta que este blog no es nuestra principal ocupación ni vivimos de él (ojalá).

Nos gusta creer que tenemos varios artículos bastante detallados que nos lleva muchísimo tiempo y esfuerzo componer. Aunque no lo parezca, hacemos nuestro estudio en la materia en la que estamos hablando. Cogemos screenshots que necesitan cierta edición (muy simple, porque no tenemos conocimientos de Photoshop). Revisamos el contenido una y otra vez para tratar de evitar el mayor número de errores posibles y que salga algo útil y sencillo que cualquier persona sin demasiados conocimientos pueda entender (recordamos que no somos expertos en nada).

Por ejemplo, para que os hagáis una idea, el artículo sobre la venta de PUTs en IB tiene 19 revisiones.

Alternativas a la publicidad

Quizá todo lo anterior os parezca lógico y poco importante. Sin embargo, creemos que con esta sección lo entenderéis mucho mejor.

Existen otras alternativas para poder monetizar el blog, algunas de ellas nos han sido ofrecidas en reiteradas ocasiones. El problema que le vemos es que, según nuestra opinión, son peores que la publicidad que nosotros tenemos.

Veamos algunas de ellas:

Artículos patrocinados

La más habitual y creemos que la que sería más dañina para el blog. O al menos, la que nos han ofrecido más veces. Básicamente, se trata de publicar un artículo promocionando un servicio, item, página web… A cambio, el beneficiario de dicho artículo te compensa de algún modo: dinero o acceso gratuito a aquello que anuncias.

Un par de ejemplos:

Otro:

Nuestra respuesta en estos casos es siempre la misma. Este es un ejemplo para este caso en particular, pero el fondo que usamos para este tipo de ofrecimientos siempre es el mismo:

Uno más:

Nuestra respuesta:

Y este es el último recibido. Como podéis ver, hace un par de meses:

El mismo guión:

Por cierto, las dos empresas que menciona, las conocemos todos. Uno es un broker muy famoso que se anuncia en TV.

Aunque a nadie le amarga un dulce, no estamos dispuestos a «vender» la esencia del blog para ganar unos euros. Es por eso que por ahora solo nos planteamos el tener anuncios de Adsense (o algún patrocinador que quiera pagar) para monetizar el blog. Creemos que si empezamos a publicar artículos promocionados (especialmente si no comulgamos con ello o no hemos probado lo que promocionamos) estaríamos pegándonos un tiro en el pie. Y esto es malo para nosotros pero sobre todo para [email protected].



Links de referidos

De estos nos llegan muchísimos. Demasiados.

Si bien estos no te piden un artículo promocionado, prácticamente te «obligan» a ello. Ya que si decides colaborar con ellos, lo normal es que quieras conseguir el mayor número de referidos. Y para ello, la mejor manera de conseguirlo es haciendo un artículo para que todos tus lectores sepan de ello y puedas captar más referidos. Lo que crea contenido inútil y de ningún valor (más allá del económico para nosotros).

Ejemplo:

Otro:

Asesoramiento privado

Esto nos ha sorprendido mucho. Estamos acostumbrados a que nos preguntéis por comentarios. Y recibimos bastantes preguntas y situaciones personales por email (cada vez más). Siempre nos tomamos un tiempo en responder lo más detalladamente posible (los que nos habéis contactado lo sabéis), pero no esperábamos ciertas cuestiones:

Nuestra respuesta tal cual:

publicidad en el blog

Aunque se lo explicamos en la respuesta, queremos dejarlo claro. No es una cuestión de cara a la galería. Nuestro discurso es el mismo en público y en privado. Se trata de una cuestión de personalidad e integridad.

Si fuera por dinero, le habríamos dicho que sí y haber tirado de tópicos para salir del paso. Pero no es nuestro estilo. No somos expertos en nada, no entra dentro de nuestros objetivos gestionar el dinero de nadie porque, ni queremos, ni estamos capacitados para ello. Entendemos que haya gente que se saque un pico vendiendo consejos, libros, cursos (todos conocemos unos cuantos) o gestionando el dinero de otros. Nosotros no.

No nos malinterpretéis, agradecemos enormemente el interés y que alguien pueda pensar que somos dignos de gestionar su dinero. Esto, sin ninguna duda, nos produce una enorme satisfacción y nos ayuda a seguir dedicándole tiempo al blog. Pero no entra dentro de nuestros objetivos.



Bonus Track

Luego tenemos algunos casos curiosos:

Lo reconozco, no pude contenerme:

Despedida

Este artículo pretende dar transparencia al tema de la publicidad en el blog. Parece que hablar sobre esto es sinónimo de pedir dinero y nada más lejos de la realidad. Hay cierto tabú con estas cosas. Solo queríamos compartir con vosotros, que si no tuviéramos la opción de poner publicidad, probablemente estaríamos llenando el blog de artículos promocionados sin ningún valor para vosotros (sí para nosotros, el dinero pagado por la empresa promocionada), links de referidos, cursos milagrosos, o libros hechos a base de retales.

Estamos en nuestro perfecto derecho de querer monetizar de algún modo nuestro trabajo y horas invertidas. Es lo lógico que cualquier persona haría. Solo que hay formas y formas. Y creemos que la que actualmente usamos, puede que no sea la mejor, pero una cosa es seguro: podría ser mucho peor. En USA es muy típico que las webs y blogs personales tengan una botón de donaciones a través de paypal, pero eso aquí, por desgracia, está visto como una forma de mendicidad.

Suponemos que lo que os estamos tratando de decir es que podría ser mucho peor que un par de anuncios. Si antepusiéramos los ingresos a cualquier otra cosa, probablemente os estaríamos dando el coñazo con programas de referidos de productos que ni conocemos. O, en el caso de Self Bank, estaríamos haciendo artículos sesgados con el único fin de ganar ahijados (y ni siquiera eso hacemos).

El simple hecho de tener un bloqueador de publicidad instalado en el navegador ya nos perjudica, ya que, por si no lo sabéis, Google paga por cada click dado a los anuncios, pero también por número de impresiones. Los clicks dan mucho más, evidentemente, pero si bloqueáis los anuncios, éstos se imprimirán menos veces y eso nos repercute negativamente. Así que, desde aquí os invitamos a añadir nuestro blog a las excepciones de estos programitas (es decir, permitir los anuncios en IPP) para que al menos el número de impresiones no se vea afectado :).

¿Creéis que tenemos demasiada publicidad? ¿Os resulta molesta? ¿Qué alternativas a los anuncios veis? ¿Preferiríais otro tipo de monetización?

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
20 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios