Historia de una pandemia según Ilde – Parte 5

Seguimos con nuestra saga de relatos en la que os contamos por qué hemos estado tan despegados de la bolsa estos meses desde que nos mudamos a Málaga. Y lo hacemos con la quinta entrega según Ilde.

¡Apovecha las mejores ofertas disponibles solo por tiempo limitado!

Si te acabas de incorporar, échale un vistazo a las entregas anteriores: primera, segundatercera y cuarta para saber de dónde venimos.

historia de una pandemia 3

Sin más dilación, os dejamos con Historia de una pandemia 5 según Ilde.

En anteriores episodios de Historia de una pandemia:

  • Me dan un ascenso en mi primer día de trabajo.
  • La empresa para la que empiezo a trabajar es un absoluto caos.
  • Tensiones, peleas internas, envidias, chulería…
  • Echan a la jefa de la oficina de Málaga al mes de incorporarme.
  • Me fastidian el día de tenis.
  • Descubro el poder que 2 simples empleados tienen en una empresa con dos oficinas.
  • Me despiden al mes de empezar.
  • Solicito el paro pero como tengo que hacerlo a través del U1 me dicen que pueden pasar meses hasta cobrar algo.
  • Comienzo a buscar trabajo en Málaga.
  • Hago una entrevista para una empresa de Marbella donde me dicen que me harán una oferta sí o sí el próximo martes.
  • Esa llamada nunca se realiza.
  • Una pandemia a nivel mundial nos pasa por encima en el peor momento posible.
  • Encerrados en casa, intentamos aumentar nuestra fuente de ingresos aplicando SEO a nuestro blog y a través de la creación de webs de nicho.
  • Esto nos genera una ola de ataques y odio que no nos viene muy bien en estos momentos.
  • Me obsesiono con Linkedin por la búsqueda de trabajo.
  • Aparecen los miedos y las inseguridades.
  • 4 meses después, sigo sin cobrar un solo euro de lo que me corresponde del paro.
  • Por fin empezamos a ver algo de luz al final del túnel.

…»Me mandan una prueba técnica que tengo que hacer en 1 hora. La hago y la envío. Me citan para una última entrevista. Por mi experiencia, esto siempre es positivo. La criba más grande en este tipo de roles es la prueba técnica. Si la pasas (citarte a una entrevista después de haberla hecho es, en el 99% de los casos, señal de haberla pasado) tienes muchísimas posibilidades. Además, voy de parte de una recruiter en un puesto que no ha sido hecho público en ningún lado: página de careers, linkedin, indeed… Eso reduce mucho el ruido y la competencia.

Tengo un muy buen presentimiento.»

Oscuridad total

Hago la entrevista y es de esas veces que haces un examen y que no sabes muy bien cómo ha ido. Si apruebas no te sorprende, pero si suspendes, tampoco. Me dicen que me dirán algo en unos días.

Los días pasan y apenas duermo. Inquieto, nervioso, atacado…La espera me está matando. Nos jugamos mucho. Tengo la sensación que no voy a tener muchas oportunidades como esta. Al cabo de un par de días más de espera, me escribe la recruiter. Me han descartado. Que no había profundidad en mis respuestas.

De repente todo se vuelve oscuro.

No entiendo cómo no he sido capaz de obtener ese trabajo. Si era un match perfecto para mi experiencia y skills. Si no me han dado este trabajo, no me van a dar ninguno, pienso. Se avecinan días muy duros. Los peores de esta situación con mucha diferencia (de esto nos daríamos cuenta tiempo después).

Ampliamos fronteras

Tras un par de semanas muy malas en la que no hacemos otra cosa que cavar en nuestro propio agujero, tomamos una decisión que podría poner patas arriba nuestra vida una vez más. Voy a empezar a buscar trabajo fuera. Quedarnos en Málaga ya no es un MUST. Ha pasado a ser un NICE TO HAVE. Barajamos varios destinos: Malta, Reino Unido, Irlanda o Gibraltar. Son destinos en los que mi perfil profesional encaja bien y hay muchas empresas de los sectores en los que he trabajado. De hecho, he rechazado varias propuestas que me han llegado de alguno de estos países porque la prioridad era quedarnos en Málaga. Pero eso acaba de cambiar.

Descartamos rápidamente Malta. Yo pasé allí 3 semanas hace unos años y, o mucho han cambiado, o no es una ciudad para nosotros. Descartamos al 90% Irlanda por el enorme problema que existe con la vivienda. Yo he vivido 5 años allí y tengo un recuerdo magnífico del país, pero ya entonces había problemas con la vivienda. Sigo teniendo amigos allí y me confirman que no solo no ha mejorado, sino que ha empeorado. No voy a echar CVs allí, pero si me contactan, no diré que no.

Decidimos contactar con ex-compañeros y amigos en Gibraltar para ver las opciones. Pero donde realmente nos centramos es en Reino Unido.

Empieza la locura

Empiezo a buscar trabajo en el Reino Unido. Más concretamente en Londres. Es la primera vez que lo hago y no tengo mucha idea de por dónde empezar. Lo primero es hacerles saber a los recruiters con los que estoy en contacto que ahora sí estoy interesado en Londres aunque eso implique relocation (mudanza). No nos importa. La situación política y social española no ayuda, más bien todo lo contrario, así que estaremos encantados de salir de aquí.

Empiezo por los estudios de videojuegos. Es el sector en el que empecé profesionalmente y del que guardo un recuerdo excelente. En Londres hay muchos, y muchísimos más que ni conocía. Me encantaría volver a trabajar en el sector pero hay dos pequeños problemas. El primero es que llevo muchos años fuera. Y el segundo que cuando trabajé en él, lo hice como tester. Algo que no hago en 8 años. Chungo.

Aún así empiezo a localizar estudios de desarrollo y visitando sus páginas de Careers. Inciso: esto es algo que me encanta de las empresas UK. El 99,9% de ellas tienen la web de Careers actualizadas en todo momento. Es la mejor forma de pedir trabajo en la empresa que te interesa. Y si me permitís un consejo, si estáis buscando trabajo y la empresa en cuestión no tiene ningún puesto que os encaje, mirad si tienen un mail al que mandar una candidatura libre (muchas lo tienen).

Si no lo tienen, aplicad a cualquier oferta explicando que estáis buscando trabajo y que sabes que tu perfil no cumple los requisitos de este puesto pero esperas que pudieran tener algo ahora o en el futuro que encajara con tus skills y experiencia. Os sorprenderíais la de veces que las empresas tienen puestos no publicados o que van a publicar en breve. O incluso les puedes parecer un buen match para un puesto en el que tú mismo te habías descartado por creer no cumplir requisitos.

Acabado el inciso, me hincho a mandar CVs pero me topo con otro inconveniente: el sueldo. Se gana menos en el sector de los videojuegos. Esto es algo que sabía y que en un momento dado no me hubiera importado. Pero hablamos de Londres. Una ciudad cara para vivir. Al menos en cuanto a vivienda y transporte público. Así que, aunque aplico igualmente, centro mis esfuerzos en otros sectores.

La primera gran diferencia que noto es que hay muchísima más oferta. Esto es lógico. Pero no solo eso, sino que esta oferta, además, se adapta mucho mejor a mi experiencia y perfil. Esta es la buena noticia.

La mala es que hay muchísima más competencia. Esto es algo que descubro en Linkedin. Veo una oferta de empleo que ha sido publicada hace 2 días. Entro en ella y veo: 2.123 applicants. ¿Cómo? ¿Que en 48 horas han solicitado ese puesto más de 2.000 personas? Mando el CV sabiendo que no hay ninguna opción de que lo vean teniendo ya una pila de 2.000.

Aún así, no me cuesta nada salvo un par de minutos y no tengo otra cosa que hacer, así que, a aplicar. Linkedin se convierte en mi mejor amigo. Paso más tiempo con él que con mi mujer. Visito esta red social cada 5 minutos. Si sale una nueva oferta tengo que cazarla de los primeros para tener alguna opción. Es tal la locura que empiezo a leer solo el título del puesto de trabajo y mando mi CV sin leer los requisitos. Ya tendré tiempo de leerlos si me contactan. Una pesca de arrastre de toda la vida.

No he contado el número de CVs que he mandado, pero haciendo una búsqueda rápida por un par de palabras clave sale esto:

Unos 186 emails automáticos de confirmación de solicitud de trabajo. En esa captura solo aparece el 13 de Julio. Y en varios de ellos hay 2 y 3 emails anidados. Es decir, que en esa empresa he mandado mi CV para más de un puesto de trabajo diferente.

Lo más que recibo, si es que recibo algo, es un no, ya que muchos ni contestan. Pero de vez en cuando recibo un mail para concertar una entrevista. Es en ese momento cuando tengo que bucear en mis emails para encontrar la oferta de trabajo a la que mandé mi CV y leer los requisitos. He llegado a recibir emails diciéndome que no de empresas que no había escuchado en mi vida y resulta que había mandado mi CV hacía unas semanas.  Es más, todavía hoy, 3 de Octubre recibo algún correo de vez en cuando diciéndome que no a ofertas que solicité meses atrás.

Sheila encuentra trabajo

Por su parte, Sheila no ha parado de buscar trabajo. Ella sí que lo tiene chungo porque, lógicamente, todas las academias han cerrado. Y esas sí que tienen un problema. No saben cuándo ni cómo podrán abrir y si dan el salto a clases online, necesitarán menos profesores que de costumbre, por tanto siempre tiran de los que llevan más tiempo, como es lógico. Así que una vez superadas las fases de desescalada (mejor no digo nada de esto) se pone a buscar trabajo de lo que sea: restaurante, tiendas de ropa, aeropuerto, teleoperadora… Lo que sea.

Y encuentra. De teleoperadora. A vender a puerta fría. Uno de los trabajos más duros que puede haber. Por mucho que la gente os diga, hay que experimentarlo en primera persona para ver realmente lo que es. Pero es trabajo. Va a cobrar una m*ierda pero es una m*erda un poquito más grande de lo que recibe de paro. Y eso que trabajará solo 4 horas al día. Pero lo más importante de todo es que saldrá de casa, cambiará de aires y hará algo diferente a los últimos meses. Además, es algo temporal (esperemos) hasta que la vuelvan a llamar de alguna academia.

Lo de esta mujer es increíble. No se le caen los anillos con tal de aportar en casa. Ahora, con el tiempo, sé lo que es el trabajo de teleoperadora de ventas a puerta fría. Es decir, llamas a gente para venderle algo que no ha pedido, no quiere y que encima ni había pensado en comprar algún día. Trabajo repetitivo donde los haya, borderías, malas contestaciones, sueldo basura, a comisión inalcanzable, detrás de la jefa para que le pague lo que ha trabajado…No se lo deseo ni a mi peor enemigo…Y ella lo ha hecho porque lo necesitábamos. Tengo una joya en casa. De las de incalculable valor.

La cosa se mueve

Volviendo a mi situación, recibo de vez en cuando buenas noticias. Esto se debe a que «vivo» permanentemente en Linkedin. Soy de los primeros en aplicar o en contactar con el recruiter que lleva el puesto. Empiezan los contactos y empiezo a recibir llamadas y entrevistas.

Las entrevistas empiezan a sucederse y empiezo a tener algún que otro problema de calendario jejeje. Tengo que empezar a anotarlo todo en el Google Calendar para evitar solapamientos y poder preparar las entrevistas como es debido. Son, principalmente, para Londres, pero también hay alguna 100% remoto y en Málaga. Son los únicos 3 escenarios que manejamos. Aunque yo, particularmente, prefiero Londres.

Este es mi calendario de los meses de Mayo, Junio y Julio. Lo amarillo son los dividendos a cobrar (sincronizados con el divippcalendario). Lo rosa son entrevistas: telefónicas, skype, zoom, Google Meet…

Nada en Mayo, una en Junio para una empresa en Málaga y en Julio la locura. Y eso es debido a que empiezo a buscar trabajo fuera el 6 de Julio:

Después de un par de semanas de entrevistas casi a diario y pruebas técnicas, tengo 4 procesos de selección muy encaminados:

  • 1 en Málaga
  • 1 remoto 100%
  • 2 en Londres

Si tengo que elegir, me quedo con una de las oportunidades de Londres. Por puesto en sí, empresa, condiciones, beneficios y facilidades. El 100% remoto no estaría mal, pero me tendría que hacer autónomo y trabajar siempre desde casa no sé si lo voy a llevar muy bien. Ya paso demasiado tiempo encerrado en casa. Eso, por supuesto, sin quitar lo que supone ser autónomo en un país como España…

La de Málaga no estaría mal, pero el puesto en sí no me encaja demasiado y no me veo haciéndolo, la verdad. Aún así, se han empeñado en que siga haciendo entrevistas y a estas alturas ya llevo 4 de todos los colores. Un proceso que se alarga en el tiempo 1 mes ya.

La otra de Londres es la menos buena de todas, pero es trabajo.

No quiero ni pensarlo, pero otra vez tengo esa sensación de que algo bueno nos está esperando a la vuelta de la esquina. Ojalá esta vez sea verdad y acabemos de una vez por todas con esta pesadilla que dura ya 5 meses…

Despedida

Hasta aquí esta Historia de una pandemia 5 según Ilde.

Parece que la cosa va mejorando. El buscar trabajo fuera y hacernos a la idea de que a lo mejor podemos salir de aquí, nos da una gran bocanada de aire para respirar. Nos da pena, pero le hemos cogido mucha manía a una ciudad que adorábamos. Sabemos que es por culpa de la situación que estamos viviendo, pero es inevitable que nos sintamos así. Las próximas semanas se antojan definitivas para nuestro futuro inmediato (ojalá).

Como siempre, cualquier comentario es más que bienvenido. Si alguien quiere saber algo más sobre alguna cosa en particular, no tiene nada más que decírnoslo para ampliar la información en la medida de lo posible, claro :).

Si te ha gustado, por favor, puntúa el artículo con las estrellas de abajo y/o compártelo.

No te olvides de suscribirte al blog para no perderte nada de lo que publicamos. También puedes seguirnos en Twitter donde comentamos casi a diario. Sigue nuestra faceta más personal en Instagram.

Poco a Poco…

Suscribirme
Avísame de
guest
18 Comentarios
el más nuevo
el más antiguo el más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios